Prehispánico

La educación en la antigua Tenochtitlán

Ciudad de Tenochtitlán

La enseñanza de conocimiento era un elemento fundamental en la formación de los antiguos pobladores aztecas en la ciudad de Tenochtitlán.

Si algo caracterizaba a los Aztecas, era su dedicación a la enseñanza, sea del origen de que hayas provenido, en el antiguo México-Tenochtitlán existían diferentes escuelas para los diferentes grupos sociales que habitaban en el antiguo lago de Texcoco, dependiendo a donde fueras mandado, era la educación que recibirías para tu formación.

También lee: Grandes músicos mexicanos: José José, Juan Gabriel y Luis Miguel

La educación en el imperio azteca constaba de dos etapas, durante los primeros años de la niñez, los padres eran los encargados de llevar a cabo las primeras enseñanzas, el padre se encargaba de la educación de los niños y la madre se encargaba de las niñas, una vez cumplidos los primeros 15 años de vida, era cuando podían asistir a la escuela.

A la llegada de los españoles a nuestro país, los conquistadores se quedaron asombrados por la manera de impartir clases y sobre todo por la disciplina que tenían los jóvenes tenochcas, los aztecas creían que los niños eran un regalo de los dioses, que habían sido moldeados por ellos mismos con la finalidad de alcanzar una sabiduría y un corazón pleno.

Se decía que los niños recién nacidos estaban predestinados, como muestra de ello eran los rituales que se les hacían desde pequeños, al primer año de vida debían pasar por su primer baño de agua helada, si lograban tolerarlo significaba que serían grandes guerreros o mandatarios del imperio, en caso de que lloraran, su destino era tener otros oficios dentro de la sociedad.

El telpochcalli

En la sociedad azteca existían dos clases de escuelas, los hijos del pueblo en general, los únicos que no acudían eran los hijos de los nobles, de los sacerdotes y de los grandes guerreros, ellos acudían al calmécac, pero eso lo abordaremos más adelante. A partir de los 15 años, los jóvenes varones asistían a sus primeras clases para aprender algún oficio o el arte de la guerra.

Familias aztecas
Foto: Muy Interesante

Era tal la calidad de esta escuela que los sabios consideraban que una vez que egresan de ella, estabas listo para formar una familia y establecer un matrimonio, la sociedad azteca estaba dividida en distintos barrios llamados “Calpullis”, en cada uno de estos Calpullis existía un telpochcalli, la razón por la que se dividía la educación era por las especializaciones que se daban en ella.

El Calmécac

En esta institución la educación era totalmente diferente a la que recibían los jóvenes en el telpochcalli, aquí se educaba y entrenaba a los futuros sacerdotes, maestros, guerreros de élite y futuros gobernantes del imperio, ellos recibían lecciones de historia, astronomía, medicina, música, religión, filosofía, economía, valores morales entre otras lecciones.

Dada su posición acomodada, la exigencia era el doble, los jóvenes que asistían debían acudir en ayunos, hacían penitencia y auto mutilaciones con puntas de maguey, sus ropas debían ser mucho más ligeras para tolerar el frío, decían que todo este proceso ayudaba a forjar el carácter, esto por la idea de formar hombres de bien, nobles de corazón y justos de espíritu.

Códice sobre los calmécac
Foto: Revista Souvenir

En ambos colegios existían distintos profesores llamados “Temachtianis”, ellos eran los encargados de llevar a cabo la tarea educativa en las diferentes escuelas, podríamos considerarlos los maestros sabios, tenían que iluminar la mente de los rostros ajenos, abrirles los ojos a aquellos jóvenes que eran el futuro del imperio, estos maestros debían ser sensatos y cuidadosos para que los alumnos fueran igual.

Es importante mencionar que, desde aquellas épocas, la educación con las mujeres solía ser muy machista, las niñas no acudían a los colegios a los que solían ir todos los hombres de su edad, desde pequeñas las niñas eran educadas para servir a las tareas del hogar como lo eran la comida, el aseo, atender a los sacerdotes, prácticamente su rol principal era la servidumbre.

A pesar de ello, las mujeres tampoco se salvaban de los severos castigos que solían aplicarse, si las mujeres llegaban a ser flojas, coquetas, desobedientes, chismosas o rebeldes, eran aprendidas al igual que los hombres, en ocasiones se les cortaba el cabello que las exhibía por meses o eran obligadas a barrer la calle, lo que significaba una deshonra muy grande para la sociedad.

Foto: Matador Network

Podemos ver que en el Calmécac la educación era de una corriente más intelectual, mientras que en el Telpochcalli se preocupaban por el desarrollo de las habilidades de los jóvenes para la guerra, la caza, el arte u otros oficios que existieran en la sociedad mexica, aunque lo llegaran a negar o justificar, la educación estaba sumamente marcada por la división de clases sociales.

La idea principal de estos modos de educación era evitar que la población se descontrolaba, buscaban tener una ciudadanía sumamente disciplinada, apta para defenderse en caso de una invasión, ya que como es sabido los aztecas eran una clase guerrera por excelencia y no se iban a permitir ser sometidos por las demás tribus que existían a su alrededor.

En Karani Art recordamos los orígenes de nuestra cultura, por eso te traemos este artículo para que conozcas más a detalle acerca de los aztecas.

Fuente: Mexicanismo y Universidad de Michoacán de San Nicolás de Hidalgo

Related Posts

One thought on “La educación en la antigua Tenochtitlán

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *