Cultura Popular

Juguetes mexicanos de nuestra infancia

Juguetes populares de nuestro país

De niños pasábamos horas de diversión con ellos, hoy te presentamos aquellos juguetes mexicanos que nos daban una inmensa felicidad.

Como olvidar aquellas tardes de nuestra infancia en donde regresando del colegio, después de comer y de hacer nuestra tarea salíamos a la calle a jugar con nuestros amigos de la cuadra, cada uno llevaba un juguete con el que podía divertirse por horas y jamás se aburría, en esta ocasión recordamos aquellos juguetes mexicanos que nos brindaron horas de alegría.

También lee: Tradiciones populares mexicanas parte 1: La rosca de reyes y el día de la candelaria

Es imposible no remontarse a aquellas épocas donde nuestra única preocupación era saber con qué juguete ibas a salir hoy, en una época rodeada de aparatos electrónicos en donde los niños ya no salen a las calles a divertirse, es necesario recordar aquellos momentos, también sirve para enseñarles cómo se pasaba el tiempo antes de la tablets o consolas de videojuegos.

El trompo

Sin lugar a dudas, el trompo es uno de los juguetes mexicanos más icónicos y recordados de nuestra infancia, como olvidar aquellos torneos con nuestros amigos en donde se trazaba un círculo en el suelo que simulaba el campo de batalla, te preparabas con tu mejor lanzamiento y ponías a rodar tu trompo con la esperanza de que ganaras y te fueras con el respeto de todos.

El trompo inició como una pieza de madera que en un extremo tenía una punta de metal sobre la que giraba y en la parte posterior tiene una peonza sobre la cual se enreda un trozo de cuerda, con ella podías hacer girar el trompo, a su vez podrías hacer diferentes acrobacias o trucos con él, uno de los juguetes favoritos de los niños que se ha ido adaptando con el tiempo.

Las muñecas

Hechas de todos los colores y sabores habidos y por haber, las muñecas en nuestro país vienen en distintas presentaciones pero que cumplen el único fin de divertir a las niñas de la casa, si bien es cierto que están relacionadas con el género femenino, los hombres no están excluidos de jugar con estos magníficos juguetes que recrean nuestras situaciones cotidianas.

Hechas de papel maché o de trapo, vestidas de manera normal o con algún traje típico de alguna región del país, pequeñas o gigantes, las muñecas de igual manera eran uno de los juguetes preferidos por los infantes de nuestra sociedad, siempre acompañadas de accesorios como casitas o instrumentos del hogar, las muñecas formaron parte importante de nuestra infancia.

Muñecas tradicionales mexicanas

Foto: Excélsior

El balero

Un juguete único en donde debías demostrar tus habilidades, el balero era un juguete originalmente de madera en donde el objetivo era insertar un palo amarrado de un extremo dentro de uno de los orificios de una bola horada, parece fácil a primera vista, pero la realidad es que necesitas mucha destreza y hasta un poco de suerte para poder lograr acertar.

La pirinola

La pirinola es otro juguete popular con los que solíamos jugar de niños, en este caso de una manera más atrevida donde empezábamos a ver los pequeños riesgos o beneficios de apostar, la pirinola se trataba de un tipo mini trompo que hacías girar con las manos y que en sus bordes tenía grabadas distintas leyendas, dependiendo como cayera era la acción a seguir, por ejemplo, si caía “toman todos” pues todo mundo ganaba.

Los luchadores

Otro de los juguetes preferidos por los niños sin lugar a dudas eran los luchadores, recordados en diferentes presentaciones, los luchadores ejemplificaban a aquellos enmascarados que veíamos en la tele, saltando desde las cuerdas con sus increíbles acrobacias, ya sea que jugáramos con ellos solos o que tuviéramos el ring de pelea, estos juguetes hacían que se nos fuera el tiempo jugando.

Muñequitos de lucha mexicanos

Foto: DeLuchadores

Las marionetas

Hechos de madera, cartón o tela, las marionetas hacían que pasáramos horas jugando con ellas, manipuladas por alguien, las marionetas están hechas de hijos que sujetan distintas extremidades de un muñeco, con ello podíamos hacer que esos muñequitos realizarán diferentes acciones, con esos juguetes mexicanos dejábamos volar nuestra imaginación.

El yoyo

Si bien es cierto que el yoyo no es originario de México, sino que es traído desde tierras orientales, el yoyo forma parte importante de nuestra cultura, decorado de maneras multicolores, con este juguete podíamos pasar hora haciendo infinidad de trucos, luciéndote con tus amigos y compañía, algunos de los trucos más recordados eran “El perrito” o “El columpio”.

Carritos de madera

Antes de que llegaran los carros de control remoto o los famosos Hot Wheel, los carritos de madera mexicanos eran los favoritos de todo el mundo, los teníamos en diferentes presentaciones, desde los típicos carros de uso común hasta los camiones de transporte o los trailers que venían caracterizados de alguna marca popular.

Las tablitas mexicanas

De todos los juguetes mexicanos habidos y por haber, las tablitas eran las más misteriosas y las más incomprendidas, pasábamos horas tratando de averiguar cómo es que funcionaban, como es que pasaban de un lado a otro sin despegarse, parecía un juguete mágico que por su incomprendida construcción nos daba horas y horas de diversión.

Tablitas mexicanas

Foto: Wiwi

En Karani Art sabemos de la importancia que tuvieron estos juguetes en tu vida, por eso aprovechamos la ocasión para recordarte aquellas bellas épocas.

Fuente: Matador Network

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *