Temas en General

Grandes artistas mexicanos: José Guadalupe Posada

La Catrina

Considerado como “El ilustrador de la muerte”, José Guadalupe Posada fue uno de los artistas de mayor impacto en la cultura de nuestro país.

Si hay un rasgo muy característico dentro de nuestra cultura es la relación que tenemos los mexicanos con la muerte, temida por casi todos, pero admirada, respetada e incluso usada como objeto de burla, la muerte en nuestro país tiene un significado muy diferente con respecto al resto del mundo, la muerte tiene un rostro muy conocido por todos, el cual fue elaborado por este célebre artista.

También lee: Personajes célebres de nuestra historia: Los dos Moctezumas

José Guadalupe Posada Aguilar nació el 2 de febrero de 1952 en su natal Aguascalientes, a lo largo de su vida se desarrolló como grabador, ilustrador y caricaturista, sus obras solían traer consigo una crítica muy dura hacía la aristocracia y gobierno que existía durante el porfiriato, su sello particular era el uso de las calaveras.

Tuvo una infancia normal, durante ese lapso creció junto con su hermano Cirilo Posada, luego de aprender a leer y escribir, ambos ingresaron a la academia municipal de dibujo de Aguascalientes, ahí Posada tuvo su primer contacto con el mundo artístico, posteriormente en 1868 ingresó como aprendiz litográfico en el taller de Trinidad Pedroza con quien formaría una gran amistad.

Ilustración de Posada
Foto: Infobae

Sus primeras caricaturas de crítica política fueron publicadas en el diario “El Jicote” en contra del gobierno de Jesús Gómez Portugal, poco a poco iba aprendiendo del arte de la ilustración, aunado a esto copiaba imágenes religiosas para mejorar sus técnicas de dibujo, además también trabajaba como ayudante en un taller de cerámica.

En 1872, Posada y Pedroza decidieron irse a León para dedicarse de a la litografía comercial, en paralelo a esto Posada abrió su propio taller, luego de todo esto Posada comenzó a dar clases en la escuela de instrucción secundaria, realizaba grabados en madera que ilustraban distintos productos como libros o cajas de cerillos.

Fue en León en donde se casaría con María de Jesús Vela en 1875, años después le compraría su taller a su amigo Pedroza y comenzaría a colaborar con distintos periódicos de la región, algunos de ellos eran “La Gacetilla”, “El Pueblo Caótico”, “La Educación” y “La Patria Ilustrada”, está dirigida por Arturo Paz se terminaría trasladando a Ciudad México.

Calaveras de Posada
Foto: Más México

Durante su vida en la capital, aprendió nuevas técnicas, principalmente sobre el grabado en plomo y zinc, llegó a colaborar con diferentes personalidades en la capital, entre ellos Antonio Vanegas Arroyo, aquí en la ciudad abrió más talleres con los que fue ganando popularidad por su trabajo y aceptación por su sentido del humor y calidad plástica que tenían sus obras.

En sus obras se hacía una crítica a la forma de actuar del gobierno de Porfirio Díaz y sus abusos con la población, se retrataban también creencias del pueblo, su vida cotidiana, en esas épocas México vivía una clara desigualdad social, veíamos a los trabajadores siendo explotados por las clases ricas del país que presumían de una vida de lujos similares a la de Francia.

Las obras y las famosas calaveras en sus ilustraciones tenían una gran influencia del trabajo de Manuel Mantilla, quien fue un grabador y caricaturista mexicano que fue el primero en usar este tipo de siluetas que hacían alusión a los esqueletos, el trabajo de José Guadalupe Posada serviría como inspiración para grandes muralistas como Diego Rivera, Clemente Orozco y Leopoldo Méndez.

"Sueño de una tarde dominical en la Alameda" Central de Diego Rivera
Foto: México es Cultura

Sus caricaturas no solo eran con la intención de criticar las acciones del gobierno de Porfirio Díaz, sino también para hablar del malinchismo que existía de cierto sector de la población que aparentaba pertenecer a la aristocracia del país, por medio de la “Calavera Garbancera” se burlaba y criticaba a los indígenas que negaban sus orígenes y pretendían ser gente de clase.

Esta misma calavera fue una de sus más grandes obras, si bien en ese momento no tenía el reconocimiento que se merecía, el tiempo les daría el valor a sus obras, su principal impulsor fue Diego Rivera quien en su mural “Sueño de una tarde dominical en la alameda central” se renombraría a la “Calavera Garbancera” por “La Catrina”.

Cuando se enteró de la justa revolucionaria, le mostró totalmente su apoyo a Francisco I. Madero, por medio de panfletos o en diferentes publicaciones en los diferentes periódicos en los que colaboraba, les hacía publicidad a los ideales y al movimiento que buscaba restaurar la democracia en nuestro país y derrocar de una vez por todas la dictadura porfirista.

Lograría vivir para ver triunfar a Madero en las elecciones, en 1913 fallecería a la edad de 60 años el día 20 de enero, luego de su muerte sucederían los hechos de la decena trágica, la traición de Huerta y la lucha por el poder tras su derrocamiento, sin lugar a dudas fue uno de los artistas de mayor impacto en la cultura de nuestro país, no solo a nivel nacional sino internacional.

En Karani Art sabemos del trabajo de Posada en nuestro país, por eso le rendimos homenaje en nuestras playeras.

Playera-Huesudo-Fandango-f1

Fuente: INBA y Biografías y Vidas

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *