Prehispánico

Dioses de la mitología azteca

Antiguos dioses mexicanos

Los mexicas eran conocidos por ser una cultura politeísta, hoy recordamos algunos de los dioses más importantes de la mitología azteca.

Los Aztecas fueron una de las civilizaciones con más impacto en toda Mesoamérica, no por nada fueron el imperio más próspero en nuestro país, los mexicas eran conocidos por ser un pueblo totalmente guerrero, disciplinados en todos sus estratos sociales, inteligentes al momento de entablar relaciones diplomáticas y unos genios a la hora de la guerra.

También lee: Inicios de la Lucha Libre en México

La ciudad de Tenochtitlán era el epicentro de tal civilización, sembrada en un islote en medio del antiguo lago de Texcoco y conectado con tres grandes calzadas que daban salida al valle de México, los aztecas eran conocidos por sus grandes habilidades al momento de asentarse en aquella región y por el papel que tenía la religión en su vida diaria y en la toma de decisiones importantes.

Originarios del mítico lugar de Aztlán cuya ubicación sigue siendo desconocida para nosotros hasta estos días, los aztecas emprendieron una larga caminata rumbo a su nuevo hogar, se dice que peregrinaron a lo largo de casi 210 años, por indicaciones de Huitzilopochtli, los mexicas tenían que encontrar un águila parada sobre un nopal que estuviera devorando una serpiente.

Tal era el impacto que tenía la religión en la cultura mexica que, al momento de asentarse en su nuevo hogar, en el centro de la ciudad, se erigieron monumentos que rendían culto a distintos dioses, nos referimos al templo mayor, con el paso del tiempo se construía un nuevo templo por encima del otro que era dedicado a un nuevo dios, por eso ahora les traemos los dioses más importantes de la mitología azteca.

Ometecuhtli y Omecihuatl – Dioses de la creación

Antes de la creación del hombre, mucho antes de la creación de la tierra, podríamos hablar que no existía nada en el universo, solo se encontraban dos entes que se dedicaban a crear seres a su propia voluntad, una pareja que representaba la dualidad en el universo, estos dos dioses fueron encargados de crear todo lo que conocemos, los padres de todos los dioses subsecuentes.

Huitzilopochtli – Dios de la guerra

Probablemente el dios más importante de toda la mitología azteca, Huitzilopochtli era considerado el dios de la guerra, nacido del vientre de Coatlicue y que despedazo a los hermanos que querían matar a su madre, este ser divino fue el encargado de guiar a los mexicas en su camino hacia la tierra prometida, era muy conocido ya que poseía un escudo con plumas y empuñaba una espada en forma de una serpiente de fuego.

Huitzilopochtli

Foto: Muy Interesante

Quetzalcóatl – Dios del viento

En su largo caminar rumbo al valle de México, los aztecas hicieron dos paradas muy importantes, la primera en la antigua ciudad de Tula y la segunda en la abandonada ciudad de Teotihuacán, los aztecas conocieron la existencia de la serpiente emplumada y lo adoptaron como dios, esperando fervientemente su regreso para guiarlos a la gloria eterna con su inmensa sabiduría.

Tezcatlipoca – Dios del cielo y de la tierra

Quizás el dios más temido y a la vez el más venerado, Tezcatlipoca “el del espejo humeante” era un ser divino con un inmenso poder que brindaba prosperidad, riquezas o provocaba guerras y discordias a su antojo, considerado uno de los dioses encargados de crear al hombre, tenía la habilidad de hacerse invisible y vagar por distintos mundos haciendo lo que quisiera.

Tláloc – Dios de la lluvia

Encargado de proveer el vital líquido a la humanidad, señor de los truenos y parte fundamental para el desarrollo de las cosechas, Tláloc era uno de los dioses a los cuales se le tenía un respeto altísimo, cada temporada de cosechas se le ofrecían distintos sacrificios en su honor para asegurar las lluvias y que el agua que estaba alrededor de la ciudad no generara destrozos en la ciudad.

Tláloc

Foto: Mas México

Coatlicue – Diosa de la fertilidad

Luego de la creación del universo, Coatlicue fue la encargada de dar a luz a todos los dioses de la mitología azteca, diosa de la fertilidad y madre de toda la tierra, “la de la falda de serpientes” era venerada por los aztecas debido a que consideraban que ellos mismos habían nacido de ella, las mujeres eran las que le rendían más culto cuando buscaban formar una familia.

Mictlantecuhtli – Dios de la muerte

Señor del inframundo y de las sombras, Mictlantecuhtli era el encargado de guiar y cuidar a las almas que habían dejado la tierra y que habían emprendido el camino rumbo al mictlán, el inframundo para los aztecas, lugar que no es similar al infierno, recordemos que los aztecas creían que la vida continuaba en otro plano existencial del cual el dios de la muerte era el encargado.

Mictlantecuhtli

Foto: INAH


Existían infinidad de dioses dentro de la civilización azteca, para cada situación, cosa o evento, para casi todo tenían dioses que se les veneraba por igual.

En Karani Art sabemos de la importancia de nuestros orígenes, por eso en nuestras playeras ilustramos a los dioses de nuestros antepasados.

Fuentes: México Desconocido, Matador Network y Gobierno de México

Related Posts

One thought on “Dioses de la mitología azteca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *