Cómics mexicanos

6 Cómics mexicanos que dejaron huella

Disponibles cada semana en el puesto de revistas más cercano de tu casa, los comics mexicanos han formado parte importante de nuestra vida cotidiana.

Plasmados por medio de libros, admirados por sus asombrosas historias y recordados por sus increíbles personajes, los comics mexicanos han formado parte importante de la cultura literaria de nuestro país, algunas veces opacados por los cómics americanos y el manga oriental, las historietas mexicanas han sabido posicionarse dentro del gusto del público.

Con historias para todas las edades, sobre todos los temas y con un sinfín de personajes, los comics mexicanos cuentan en su haber con varias historias llenas de aventura, fantasía, superhéroes, vida real, temas de adultos e inclusive crítica social, algunos de ellos han sabido mantenerse con el paso del tiempo y otros simplemente han dejado un bonito recuerdo en la memoria de los lectores, hoy te platicamos sobre algunos de ellos.

La Familia Burrón

La familia burrón
Foto: Dinero en Imagen

La Familia Burrón fue una historieta mexicana lanzada en 1948 por el escritor Gabriel Vargas y que dejó de publicarse el 26 de agosto de 2009, su trama consistía en narrar la vida y las ocurrencias que le sucedían a cada uno de estos integrantes de esta familia, eran el claro ejemplo de una típica familia mexicana ubicada en la capital y que pertenecían a la clase media de nuestro país.

Ubicados en “El callejón del cuajo” número “chorrocientos chochenta y chocho”, los integrantes de esta fabulosa familia eran Regino Burrón peluquero de profesión, Borola Tacuche de Burrón, Macuca Burrón Tacuche, Regino Burrón Tacuche, el niño Fóforo Cantarranas que era adoptado y la mascota de la familia el perrito Wilson.

Memín Pinguín

Otro de los personajes más recordados es Memín Pinguín, creado en 1943 por la célebre escritora Yolanda Vargas Dulché, en sus páginas se hablaba sobre la vida y aventuras de Memín, un joven niño afro mexicano que día con día se enfrentaba a diferentes situaciones, duramente criticada en su momento, Memín Pinguín se basa en una crítica social a este sector de la población que siempre ha vivido rodeado de discriminación, racismo y clasismo.

La historieta constó de 372 capítulos semanales, debido a las altas críticas por parte de algunos sectores de la sociedad, Memín Pinguín dejó de publicarse en enero de 2016, considerado uno de los cómics más exitosos de nuestro país, esta icónica historieta llegó a publicarse en Estados Unidos, algunos países de Latinoamérica e inclusive Filipinas.

Kalimán

Kalimán
Foto: Loca MX

Kalimán comenzó como un programa de radio y posteriormente entró en el mundo de los cómics, salido de la imaginación de Modesto Vázquez, Isidro Olace y Carlos Chacón, en 1963 conocimos a Kalimán y su ayudante Solín, descendientes de los faraones egipcios, en noviembre de 1965 se publicó su primera historieta y a lo largo de 26 años se publicó ininterrumpidamente.

Kalimán es el séptimo hombre de la dinastía de la diosa Kali, formado como un hombre justo, dedica su vida en cuerpo y alma a combatir a las fuerzas del mal y mantener el orden dentro del mundo, vestido con un manto blanco y un turbante del mismo color, Kalimán semana a semana nos enseñaba una lección e hizo inmortal la frase “Serenidad y paciencia joven Solín”.

Santo y Blue Demón

Luchadores emblemáticos de nuestro país, Santo y Blue Demón eran aclamados por el público y poseían tremenda fama en su momento, a la gente no le bastaba verlos dentro del cuadrilátero o en producciones cinematográficas, entre 1952 y 1954 se comenzaron a publicar algunas novelas gráficas sobre las aventuras de estos grandes luchadores.

En estos comics se les dio un sentido más fantástico al que nos tenían acostumbrados, estas historietas ayudaron a reforzar el estatus de leyenda a estos dos personajes, con esto pudieron ser considerados como los primeros superhéroes mexicanos y que gozaban de un enorme respeto por todos sus lectores que siempre acudían a comprar su historieta.

Chanoc

Chanoc
Foto: Capital México

Chanoc es otra historieta de culto dentro de nuestro país, creada de octubre de 1959 por Martín de Lucenay y Ángel Mora, podíamos ver las aventuras y algunos momentos de comedia de Chanoc, pescador por oficio y aventurero de corazón, siempre acompañado por su padrino Tsekub Baloyán en su barco en el puerto de Ixtac, ubicado en el Golfo de México.

Todos los nombres y lugares que aparecieron a lo largo de su historia tienen un fuerte vínculo con la cultura maya, de hecho, el mismo Chanoc está personificado en ella, su típica vestimenta en color rojo hace referencia a un dios maya que se identifica con ese color, otra de las historietas más aclamadas y recordadas por el público de nuestro país.

Estas historias y muchas más forman parte del mundo de la novela gráfica de nuestro país, teniendo títulos para todos los gustos, llenos de asombrosas y enigmáticas tramas, estas historias forman parte importante de la cultura popular de nuestro país y son dignas de mantenerlas vigentes en la memoria de las nuevas generaciones.

En Karani Art sabemos de la importancia de estos personajes, por eso te recordamos de su existencia en nuestro blog.

Fuentes: Matador Network y Revista Moi

Códice Mendocino

Los 8 presagios que guiaron a la caída de Tenochtitlán.

Mucho antes de la llegada de los españoles a nuestro país, Moctezuma II se preocupó por algunas señales divinas que se estaban presentando.

A inicios del siglo XVI, los aztecas gozaban de una época de plenitud absoluta, dominaban casi toda la planicie central de nuestro país, los pueblos conquistados rendían tributo a sus conquistadores, los esclavos trabajaban en las labores más duras del imperio, la población había aumentado considerablemente y solamente mantenían enemistades con los Tlaxcaltecas y los Purépechas.

También lee: La educación en la antigua Tenochtitlán

En esos años de prosperidad, el emperador que se encontraba a la cabeza del imperio era Moctezuma Xocoyotzin, mejor conocido como Moctezuma II, si bien es cierto que el imperio poseía cierta estabilidad, la relación entre gobernantes y gobernados se comenzaba a fragmentar ya que se había iniciado un distanciamiento entre ambas partes.

Los antiguos habitantes de Tenochtitlán se encontraban molestos con su gobernante, quien al asumir el poder decretó que los habitantes ya no podían verlo a los ojos, además de que se debía guardar un estricto protocolo en la presencia del emperador, esto molestó notablemente a sus habitantes, estas pueden considerarse los primeros problemas de cara a la caída del imperio.

Centro de México - Tenochtitlán
Foto: BBC

Durante el mandato de Moctezuma, se comenzaron a presentar diferentes sucesos que lo inquietaban y lo ponían nervioso sobre lo que pudiera suceder en un futuro cercano, al ser un hombre altamente religioso, acudió con los sacerdotes del imperio para consultar qué estaba pasando, hoy en día se les conocen a estos eventos como los 8 presagios funestos.

Primer Presagio: Un cometa en el cielo

Diez años antes de la llegada de los conquistadores a nuestro país, se presentó el primer presagio funesto, un cometa atravesaba el cielo del valle de México, para los aztecas esto era una señal de mal augurio o un descontento de los dioses, los aztecas relataban que tenía forma de una espiga de fuego, de una aurora, como si el cielo estuviera punzando y a su vez arrojaba fuego.

Segundo presagio: El incendio en el templo de Huitzilopochtli

Ubicado en la parte alta del templo mayor, se encontraba la casa en donde se le rendía honor a Huitzilopochtli “Dios de la guerra”, en un día cualquiera dentro de la ciudad sucedió el segundo presagio funesto, iniciado de la nada se presentó un incendio dentro del templo que consumía todo a su alrededor, al arrojarle agua para sofocar las llamas se hacían mucho más fuertes, al final no quedó nada.

Incendio en el templo de Huitzilopochtli
Foto: Journals

Tercer presagio: El rayo silencioso

El tercer presagio funesto se dio cuando en una tarde caía sobre la ciudad una lluvia muy ligera, no había posibilidades de una tormenta eléctrica o algo de qué preocuparse, de repente en el templo de Xiuhtecuhtli cayó un sorprendente rayo que causó un gran impacto en el templo, ese rayo tenía la capacidad de matar a un hombre, lo sorprendente fue que no generó estruendo teniendo tal magnitud.

Cuarto presagio: La lluvia de fuego

A diferencia del primer presagio, el cuarto presagio funesto causo mucho más temor y terror dentro de los habitantes de Tenochtitlán, los relatos indican de la caída de una estrella de fuego, se iba fragmentando poco a poco hasta que bañó el cielo con sus abrumadoras llamas, el miedo rodeaba el entorno del emperador azteca.

Quinto presagio: El lago hirviente

Como si se tratara de un castigo de los dioses, en el quinto presagio funesto, el antiguo lago de Texcoco que rodeaba la capital del imperio comenzó a hervir de manera brutal y les arrebató la vida a varios pobladores, por si fuera poco, las aguas del mismo comenzaron a agitarse de una manera muy violenta y destruyeron varias casas que estaban a su alrededor.

Perspectiva de la capital del imperio azteca
Foto: Estado del Tiempo

Sexto presagio: El llanto de Cihuacoatl

Considerado como el origen la leyenda de “La Llorona”, en las faldas del lago por las noches aparecía una mujer de piel blanca que gritaba “Hijos míos, ya vienen”, “Ay mis hijos, a dónde iremos” y “Hijitos míos, ya tenemos que irnos lejos”. Esto como referencia a la llegada de Hernán Cortez a nuestro país y a la colonización por parte de los españoles.

Séptimo presagio: El ave de los espejos

Un día, unos pescadores habían capturado un ave de forma extraña, parecía que tenía un espejo sobre su cabeza, dada su rareza se la llevaron al Emperador, este al mirar a través de espejo y ver a los ojos a dicha ave se dice que pudo observar a los españoles llegar a nuestro país montados en sus caballos, el séptimo presagio funesto marcaba el inicio del fin.

Octavo presagio: Aparición de criaturas deformes

Los relatos cuentan que el último presagio que se dio antes de conocer a los conquistadores en persona fue la aparición de personas deformes, criaturas con 2 cabezas, 4 manos, 3 ojos aparecían en los alrededores de Tenochtitlán, obviamente eran capturadas y presentadas a Moctezuma, luego de que este las mirara desaparecían sin dejar rastro alguno.

Luego de todos estos extraños eventos, Hernán Cortez entró con sus tropas a la capital del imperio azteca, atemorizado por dichos sucesos, Moctezuma II confundió la llegada de los españoles con el regreso de Quetzalcóatl, el resto es historia y tal como se había predicho sucedió la caída del imperio azteca.

En Karani Art sabemos de la importancia de nuestra historia, por eso te traemos este magnífico relato de nuestra cultura.

Fuentes: Matador Network y “La visión de los vencidos” de Miguel León Portilla.

Ciudad de Tenochtitlán

La educación en la antigua Tenochtitlán

La enseñanza de conocimiento era un elemento fundamental en la formación de los antiguos pobladores aztecas.

Si algo caracterizaba a los Aztecas, era su dedicación a la enseñanza, sea del origen de que hayas provenido, en el antiguo México-Tenochtitlán existían diferentes escuelas para los diferentes grupos sociales que habitaban en el antiguo lago de Texcoco, dependiendo a donde fueras mandado, era la educación que recibirías para tu formación.

También lee: Grandes músicos mexicanos: José José, Juan Gabriel y Luis Miguel

La educación en el imperio azteca constaba de dos etapas, durante los primeros años de la niñez, los padres eran los encargados de llevar a cabo las primeras enseñanzas, el padre se encargaba de la educación de los niños y la madre se encargaba de las niñas, una vez cumplidos los primeros 15 años de vida, era cuando podían asistir a la escuela.

A la llegada de los españoles a nuestro país, los conquistadores se quedaron asombrados por la manera de impartir clases y sobre todo por la disciplina que tenían los jóvenes tenochcas, los aztecas creían que los niños eran un regalo de los dioses, que habían sido moldeados por ellos mismos con la finalidad de alcanzar una sabiduría y un corazón pleno.

Se decía que los niños recién nacidos estaban predestinados, como muestra de ello eran los rituales que se les hacían desde pequeños, al primer año de vida debían pasar por su primer baño de agua helada, si lograban tolerarlo significaba que serían grandes guerreros o mandatarios del imperio, en caso de que lloraran, su destino era tener otros oficios dentro de la sociedad.

El telpochcalli

En la sociedad azteca existían dos clases de escuelas, los hijos del pueblo en general, los únicos que no acudían eran los hijos de los nobles, de los sacerdotes y de los grandes guerreros, ellos acudían al calmécac, pero eso lo abordaremos más adelante. A partir de los 15 años, los jóvenes varones asistían a sus primeras clases para aprender algún oficio o el arte de la guerra.

Familias aztecas
Foto: Muy Interesante

Era tal la calidad de esta escuela que los sabios consideraban que una vez que egresan de ella, estabas listo para formar una familia y establecer un matrimonio, la sociedad azteca estaba dividida en distintos barrios llamados “Calpullis”, en cada uno de estos Calpullis existía un telpochcalli, la razón por la que se dividía la educación era por las especializaciones que se daban en ella.

El Calmécac

En esta institución la educación era totalmente diferente a la que recibían los jóvenes en el telpochcalli, aquí se educaba y entrenaba a los futuros sacerdotes, maestros, guerreros de élite y futuros gobernantes del imperio, ellos recibían lecciones de historia, astronomía, medicina, música, religión, filosofía, economía, valores morales entre otras lecciones.

Dada su posición acomodada, la exigencia era el doble, los jóvenes que asistían debían acudir en ayunos, hacían penitencia y auto mutilaciones con puntas de maguey, sus ropas debían ser mucho más ligeras para tolerar el frío, decían que todo este proceso ayudaba a forjar el carácter, esto por la idea de formar hombres de bien, nobles de corazón y justos de espíritu.

Códice sobre los calmécac
Foto: Revista Souvenir

En ambos colegios existían distintos profesores llamados “Temachtianis”, ellos eran los encargados de llevar a cabo la tarea educativa en las diferentes escuelas, podríamos considerarlos los maestros sabios, tenían que iluminar la mente de los rostros ajenos, abrirles los ojos a aquellos jóvenes que eran el futuro del imperio, estos maestros debían ser sensatos y cuidadosos para que los alumnos fueran igual.

Es importante mencionar que, desde aquellas épocas, la educación con las mujeres solía ser muy machista, las niñas no acudían a los colegios a los que solían ir todos los hombres de su edad, desde pequeñas las niñas eran educadas para servir a las tareas del hogar como lo eran la comida, el aseo, atender a los sacerdotes, prácticamente su rol principal era la servidumbre.

A pesar de ello, las mujeres tampoco se salvaban de los severos castigos que solían aplicarse, si las mujeres llegaban a ser flojas, coquetas, desobedientes, chismosas o rebeldes, eran aprendidas al igual que los hombres, en ocasiones se les cortaba el cabello que las exhibía por meses o eran obligadas a barrer la calle, lo que significaba una deshonra muy grande para la sociedad.

Foto: Matador Network

Podemos ver que en el Calmécac la educación era de una corriente más intelectual, mientras que en el Telpochcalli se preocupaban por el desarrollo de las habilidades de los jóvenes para la guerra, la caza, el arte u otros oficios que existieran en la sociedad mexica, aunque lo llegaran a negar o justificar, la educación estaba sumamente marcada por la división de clases sociales.

La idea principal de estos modos de educación era evitar que la población se descontrolaba, buscaban tener una ciudadanía sumamente disciplinada, apta para defenderse en caso de una invasión, ya que como es sabido los aztecas eran una clase guerrera por excelencia y no se iban a permitir ser sometidos por las demás tribus que existían a su alrededor.

En Karani Art recordamos los orígenes de nuestra cultura, por eso te traemos este artículo para que conozcas más a detalle acerca de los aztecas.

Fuente: Mexicanismo y Universidad de Michoacán de San Nicolás de Hidalgo

José José y Juan Gabriel

Grandes músicos mexicanos: José José, Juan Gabriel y Luis Miguel

Esta generación de cantantes dejó asombrados a más de uno, con su talento y su voz cautivaron a toda una nación y al mundo entero.

Con el paso de los años, se ha demostrado que nuestro país sigue dando de qué hablar en el ámbito musical, cada día surge un nuevo ídolo musical que enamora con sus bellas melodías a todo el público, muchos de ellos se enamoran del cariño de sus fans y hacen todo lo posible para brindarles un gran espectáculo, en esta ocasión te hablaremos de otros tres grandes músicos mexicanos.

También lee: Grandes deportistas mexicanos: Rafael Márquez

Juan Gabriel

Alberto Aguilera Valadez, mejor conocido como Juan Gabriel nació el 7 de enero de 1950 en Parácuaro, Michoacán, ‘El divo’ no fue solo un aclamado cantante, también se desempeñó como compositor, actor, productor y filántropo. Ha sido uno de los pilares más importantes de la música regional mexicana contemporánea, se sabe que sus discos han vendido más de 100 millones de copias.

Juan Gabriel en concierto
Foto: Milenio

Juan Gabriel creció en un ambiente humilde, a la edad de 5 años, Juan Gabriel ingresó a la escuela de mejoramiento social para menores (Hoy el instituto tecnológico de Ciudad Juárez), en donde permaneció alrededor de 8 años, ahí conoció a Juan Contreras quién a su corta edad le enseñó a ganarse la vida, a su vez le dejó sus primeras enseñanzas musicales y años después le dedicaría la canción de “La muerte del palomo”.

Durante esos años vivió con la constante ausencia de su madre, a los 13 fue cuando decidió escapar de la escuela para volver a estar con ella y ver la manera de cómo salir adelante, durante esos años tuvo su primera oportunidad en el Bar Noa Noa, esas actuaciones le valieron para probar suerte en la capital como corista de otros músicos como Leo Dan.

Lamentablemente fue acusado de robo y terminó en la antigua penitenciaría de Lecumberri, ahí escribiría algunos de sus más grandes éxitos, al salir de la cárcel fue presentado ante el director de RCA y firmó su primer contrato para lanzar su primera producción discográfica, su gran talento hizo crecer su fama rápidamente y reconocerlo a nivel internacional.

Logró cantar con grandes personalidades como Rocío Durcal y el Mariachi Vargas de Tecalitlán, el palacio de bellas artes le abrió las puertas para un concierto sin precedentes, siguió cosechando triunfos y sus canciones seguía siendo interpretadas por otros artistas del calibre de Vicente Fernández, Marco Antonio Solís, Thalía, entre otros.

En 2016, Juan Gabriel se encontraba en medio de su gira llamada “México es todo” en Estados Unidos, el 26 de agosto dio su último concierto en Los Ángeles y el 28 de ese mismo mes se daría a conocer su fallecimiento a causa de un infarto agudo al miocardio, toda la escena musical lamentaba la pérdida de tan importante artista.

José José

José Rómulo Sosa Ortiz, mejor conocido como José José, nació el 17 de febrero de 1948 en la Ciudad de México, el ‘Príncipe de la canción’ no solo se desempeñó como cantante, también participó como productor musical y actor, su niñez estuvo rodeada de la música ya que provenía de una familia de músicos, fue ahí cuando se hizo de uno de sus más grandes talentos.

El príncipe de la canción
Foto: Rolando Radio

José inició su carrera musical en la adolescencia, comenzó tocando la guitarra y cantando en serenatas, posteriormente se unió a un trío de jazz y bossa nova, con el paso del tiempo fue ganando cierta fama y en 1970 empezaba a encontrarse con el éxito como solista, la gente ya comenzaba a identificar sus grandes dotes como cantante.

Su más grande momento se dio en el II Festival de la Canción Latina, en donde todos lo recordamos por su magnífica interpretación de “El Triste” de Roberto Cantoral, si bien terminó en tercer lugar del festival ante el enojo de los asistentes que consideraban injusta esa posición, su presentación impulsó de manera brutal su carrera como cantante.

Tras esta presentación, el lanzamiento de varios discos y colaboraciones con personalidades como Frank Sinatra, Plácido Domingo, Julio Iglesias, Roberto Carlos, entre otros hacían que su carrera llegara a su momento cúspide, lamentablemente algunos problemas personales comenzaron a afectar su carrera y derivaron en su adicción al alcohol.

Este tipo de situaciones afectaron severamente su carrera, además de que era notorio la pérdida de la voz del cantautor, tras unos años más de carrera, José se despedía de los escenarios para rehabilitarse, el 28 de septiembre de 2019 se dio a conocer su fallecimiento a causa de una complicación del cáncer de páncreas que lo venía aquejando.

Luis Miguel

Luis Miguel Gallego Basteri, nació el 19 de abril de 1970 en San Juan, Puerto Rico, a pesar no haber nacido en nuestro país, él siempre se ha identificado como mexicano ya que aquí hizo su carrera como cantante, hijo del cantautor Luisito Rey, fue su padre quien se dio cuenta de los dotes musicales que tenía y comenzó a apoyarlo dentro del medio.

Luis Miguel en concierto
Foto: El País

La carrera musical de Luis Miguel comenzó en la boda de la hija del entonces presidente José López Portillo a los 11 años de edad, su papá buscaba que su hijo debutara en televisión, luego de estas presentaciones pudo hacerse de un contrato con una disquera para lanzar su primera producción musical, a pesar de tener una corta edad ya era reconocido a nivel nacional.

A inicios de su carrera, Luis Miguel comenzó cantando pop en español, pero al poco tiempo incursionaría en la música regional mexicana, lo cual le dio más valor a su carrera hasta ese momento, presentaciones en viña del mar, Italia lo llevaron a ganar el Grammy en 1985, en ese mismo año participó en algunas producciones del cine mexicano.

Al igual que todos los artistas, los problemas personales llegaron a afectar su carrera, la relación con su padre y la misteriosa desaparición de su madre fueron algunos de los problemas que le afectaron al ‘Sol de México’, sin embargo, eso no detuvo el crecimiento de su carrera, en 1991 obtuvo su nacionalidad como mexicano de manos del presidente Carlos Salinas de Gortari.

El paso de los años comenzaba a pasarle factura, a pesar de todo ello aún se mantiene vigente dentro del gusto del público y mantiene sus presentaciones que siempre han cautivado a sus fans, recientemente Netflix lanzó una serie biográfica en donde con un toque de ficción se habla de su vida y de los obstáculos que ha tenido que pasar.

En Karani Art sabemos de la importancia que han tenido estos artistas en nuestra vida, por eso te contamos más detalles acerca de su vida en forma de homenaje.

Fuente: Biografías y vidas

Rafael Márquez en Rusia 2018

Grandes deportistas mexicanos: Rafael Márquez

Considerado por algunos como el mejor futbolista que ha dado nuestro país, incluso por encima de Hugo Sánchez, el ‘Káiser’ es sin lugar a dudas un referente de nuestro deporte.

Rafael Márquez Álvarez nació el 13 de febrero de 1979 en su natal Zamora, Michoacán, desde muy pequeño inclusive desde antes de nacer su vida ya estaba ligada al fútbol, cuenta su madre que cuando ella estaba embarazada, iba a jugar los fines de semana en la liga del barrio, desde ahí se estaba formando un lazo muy importante en su vida.

También lee: Luchadores mexicanos en la historia: Santo, Blue Demón y El Rayo de Jalisco

Se formó en la cantera del Atlas y fue hasta 1996 que, en un partido contra los Pumas, el entrenador Efraín Flores decidió darle una oportunidad a un joven Rafael, poco a poco se fue afianzando dentro del once inicial, en 1999 disputó su primera final ante el Toluca de Cardozo, considerada una de las mejores finales, el equipo atlista terminó cayendo en los penales luego de terminar 5-5 en el global.

El camino hacia Europa

Ya con experiencia en la primera división, Rafael ya estaba llamando la atención de los equipos de Europa y ese mismo año, el AS Mónaco lo ficharía por 6 millones de dólares, con este fichaje se daba más apertura a que los mexicanos pudieran emigrar a clubes europeos en la búsqueda de incrementar su nivel y tener roce internacional.

Rafa Márquez en Francia
Foto: JuanFutbol

En su primera temporada en Francia, conquistó la Ligue 1 y fue considerado en el once ideal de esa temporada, en 2003 consiguió la Copa de la Liga de Francia, poco a poco y con trabajo se estaba robando los reflectores en Francia, tanto era así que ya comenzaba a llamar la atención de los grandes clubes de Europa, entre esos clubes estaba el Barcelona.

En medio de un proceso de reestructuración y de la mano de Frank Rijkaard, el ‘Káiser’ llegaba al cuadro blaugrana, una oportunidad de oro de mostrar su talento ante los mejores equipos del mundo tocaba su puerta y sin pensarlo dos veces, Rafael se hacía de un lugar dentro del equipo titular, su debut se dio un 3 de septiembre de 2003 ante el Sevilla.

Su clase y técnica comenzaba a enamorar a los aficionados en España y el mundo, fue hasta la temporada 2004-2005 que conseguiría su primera Liga Española, su plurifuncionalidad le permitía jugar de central o como contención, a partir de ese momento, el mexicano ganaría todos los títulos posibles con el club culé, Rafael se convirtió en el primer y único mexicano en ganar la Champions League, el torneo más importante a nivel de clubes.

Rafael Márquez con el Barcelona
Foto: Transfermarkt

Etapa en la MLS y regreso a la Liga MX

Su carrera se había convertido en historia pura, siguió conquistando títulos con el Barcelona, pero la edad ya le estaba comenzando a pasar factura, las constantes lesiones y el recambio generacional lo iban relegando, luego de conseguir el famoso ‘Sextete’, Rafa emprendería un nuevo camino rumbo a la MLS, específicamente al New York Red Bull.

Dicho por sus propias palabras, esta etapa es considerada como “El mayor error en su carrera” ya que perdió el nivel de competición al que estaba acostumbrado, en 2012 rescindió su contrato con el equipo estadounidense y regresaría a la Liga Mx, esta vez con el recién ascendido León, cual ave fénix su carrera dio un giro de 180 grados, en donde recupero el amor por jugar al fútbol.

Con el conjunto esmeralda logró conseguir el único título que le faltaba, la Liga Mx, bajo el mando de Gustavo Matosas, León se consagró como bicampeón del futbol mexicano, Rafael mostró nuevamente un gran nivel que le valió para volver a Europa, esta vez en el modesto Hellas Verona de la Serie A de Italia, en el cuadro italiano estuvo un lapso corto de tiempo ya que la puerta del retiro estaba cerca.

León Campeón 2014
Foto: Vavel México

Cual promesa de amor eterno que difícilmente se puede cumplir en el fútbol profesional actualmente, Rafael regresaba 16 años después al equipo de sus amores, el Atlas, con los rojinegros de mantuvo por 3 temporadas hasta que se despidió de su afición en el estadio Jalisco, el eterno capitán decía adiós con una victoria frente a las Chivas.

Rafa a nivel selección

A nivel de selección nacional, su carrera estuvo plagada de claroscuros, debutó a los 17 años en 1997 bajo el mando de Bora Milutinovic ante la selección de Ecuador, dos años después formaría parte del equipo que ganaría la Copa Confederaciones en 1999 ante Brasil por marcador de 4 a 3 en la cancha del estadio Azteca.

A nivel de Concacaf, Rafael Márquez consiguió dos Copas Oro, fue subcampeón de la Copa América 2001 y anotó un total de 17 goles a nivel de selección, la mayoría de ellos en eliminatorias o justas internacionales, en los Mundiales, el ‘Káiser’ se convirtió en el tercer jugador en disputar 5 copas del mundo y en el primer mexicano en disputar 5 mundiales como capitán.

Retiro de Márquez en el Jalisco
Foto: Fox Deportes

En esos 5 mundiales, la selección fue eliminada en la ronda de octavos de final frente a Argentina en 2 ocasiones, Holanda, Brasil y Estados Unidos, en esta última la afición le reprocha a Márquez el cabezazo que le dio a Cobi Jones al final del encuentro, luego de ser eliminados en Rusia 2018, Márquez anunció su retiro definitivo de las canchas, sin lugar a dudas uno de los mejores futbolistas de nuestra historia.

En Karani Art sabemos del impacto y el orgullo que nos generan nuestros deportistas, por eso los homenajeamos en nuestros artículos.

Fuentes: Biografías y Vidas, ESPN, Medio Tiempo y As.

Santo y Blue Demón

Luchadores mexicanos en la historia: Santo, Blue Demón y El Rayo de Jalisco

En el cuadrilátero se han formado asombrosos héroes enmascarados que luchan por la justicia y la igualdad, en esta ocasión te hablaremos de aquellos personajes que se ganaron nuestros corazones desde el ring.

Escenario de incontables batallas, grandes hazañas y que ha visto morir a un sinfín de luchadores, el cuadrilátero de las luchas libres nos ha mostrado a grandes personajes que se han ganado el amor o el odio del público, muchos de ellos han alcanzado el estatus de ídolo, pero pocos se han inmortalizado con el paso de los años, hoy te hablaremos de algunas leyendas de la lucha libre mexicana.

También lee: Personajes célebres de nuestra historia: Venustiano Carranza.

El Santo

El ‘Enmascarado de plata’ nació el 23 de diciembre de 1917 en Tulancingo, Hidalgo, alrededor de él siempre hubo mucha polémica acerca de quién estaba detrás de la máscara, ya que en el mundo de las luchas estos personajes llevan dos vidas, la del ciudadano y la del luchador, a su muerte de dio a conocer que su nombre era Rodolfo Guzmán Huerta.

El Santo
Foto: Récord

Originalmente no comenzó a pelear bajo el manto del santo, anteriormente usó otros nombres como “El Rudy Guzmán”, “El Hombre Rojo”, “El Enmascarado” o “El Incógnito”. Bajo esos nombres no logró destacar y llegó a ser desenmascarado en algunas ocasiones, fue hasta 1942 que por sugerencia de su entrenador tomó el nombre de “El Santo” junto con su icónica máscara plateada.

Al comienzo, el santo peleaba del bando de “Los rudos” pero eso no le ayudaba a destacar de entre la multitud ya que el público generalmente odia ese bando ya que los asocia como los malos, entonces tuvo que cambiarse al bando de “Los técnicos”, con sus asombrosas acrobacias y llaves, los fans ya lo comenzaban a identificar, cabe destacar que en esta época nunca perdió un combate.

Era tal la fama y el reconocimiento que había adquirido que comenzó a incursionar en otros ámbitos como el cine en donde llegó a filmar 52 películas, se creó un cómic titulado “Santo, el enmascarado de plata”, además se hizo de una férrea rivalidad con Blue Demón otro luchador de la época, su fama llegó a Sudamérica, Europa y algunos países de Asia.

En 1982, el santo tomó la decisión de retirarse del cuadrilátero, era considerado del superhéroe mexicano por excelencia, la humanidad y nobleza con la que lo veía la gente lo hacían más real, el 5 de febrero de 1984 falleció a causa de un infarto agudo al miocardio, más de 10,000 personas acudieron a despedir a uno de los más grandes personajes del país.

Blue Demón

El ‘Demonio Azul’ nació el 24 de abril de 1922 en García, Nuevo León, al igual que todos los luchadores, existía un enorme hermetismo por saber el nombre de la persona detrás de la máscara, Alejandro Muñoz Moreno era la persona que personificaba a una de las leyendas más grandes de la lucha en nuestro país y que es de los más recordados por los fans.

Blue Demón
Foto: Imperfecto

Su carrera inició en Texas bajo los sobrenombres de “El Manotas” o “El Tosco”, con el paso del tiempo hizo algunas mejoras a su máscara, añadiendo el clásico antifaz que lo caracterizaría, en 1948 debutaría en la Ciudad de México frente a Benny Arcilla, integrado en el bando de “Los Rudos” llegó a formar pareja con “Black Shadow”, este hecho impulsó de manera importante su carrera.

En 1952 iniciaría su épica rivalidad con el santo, ya que tiempo atrás en un enfrentamiento de máscara contra máscara, el santo derrotó a su compañero Black Shadow, en la mítica Arena México, tras esto Blue Demón juró vengar a su compañero, en 1953 lograría consumar esta venganza tras arrebatarle el título de los pesados al ‘Enmascarado de plata’.

Su fama era equivalente a la del santo que indudablemente también entró al mundo cinematográfico, en algunas de sus peleas combatía frente a su eterno rival y en otras luchaba su lado, a pesar de su rivalidad, nunca hubo una pelea de máscara contra máscara entre estos dos, eso sí, Blue Demón era reconocido a nivel internacional por los títulos que llegó a levantar.

Años después, Blue Demón se retiraría de los escenarios, pero siempre portando su inigualable máscara azul, fue el 16 de diciembre del año 2000 cuando Demón dejaría este mundo a causa de un paro cardiorrespiratorio cerca de su casa en la Ciudad de México, miles de personas acudieron a despedir a su ídolo y mantener su legado por el paso de los años.

El Rayo de Jalisco

El ‘Rayo’ nació el 22 de noviembre de 1922 en la Ciudad de México, a diferencia del Santo o Blue Demón, el Rayo de Jalisco si llegó a perder una pelea de máscara contra máscara, fue de hecho ante Blue Demón en la mítica Monumental de Monterrey, en ese momento se dio a conocer que la persona detrás de la máscara se llamaba Maximino Linares Moreno.

El Rayo de Jalisco
Foto: Noticieros Televisa

Su carrera como profesional inició en 1950 bajo el nombre “Míster Misterio”, luego cambiaría por el de “Águila Negra”, durante esos años siguió afinando sus habilidades como luchador hasta que en 1962 se presentaría ante el mundo como “El Rayo de Jalisco”, ahí conoceríamos su incomparable mascara negra con su inconfundible rayo blanco.

Con este nuevo nombre empezaba a cosechar importantes triunfos y sobre todo algunos títulos, llegó a ganar importantes peleas y reclamar algunas máscaras y cabelleras como la de “Chino Chow” o la de “La Bestia”, inclusive llegó a formar pareja con el Santo, este hecho iniciaría una entrañable amistad entre estos dos históricos personajes.

Su retiro llegó cuando en una inolvidable lucha contra Blue Demón, quien había salido del retiro solo para ese combate logró arrebatarle su máscara el mundo entero conocería su rostro, el 19 de enero de 2018, el ‘Rayo’ falleció a la edad de 85 años de causas naturales, la CMLL le rindió homenaje por su incomparable carrera y despedía a otra de sus leyendas.

En Karani Art sabemos de la importancia de la Lucha Libre en nuestro país, por eso recordamos a estas increíbles leyendas en nuestras playeras en forma de homenaje.

Fuente: Biografías y vidas.

Gabinete de Carranza

Personajes célebres de nuestra historia: Venustiano Carranza

Artífice de la revolución mexicana y uno de los responsables de la creación de la constitución de 1917, hoy te hablamos del jefe del ejército constitucionalista.

Sin lugar a dudas, parte de la vida política moderna que tenemos se la debemos a varios revolucionarios, uno de ellos es Venustiano Carranza, quien a inicios del siglo XX se unió a la causa de Francisco I. Madero para derrocar la dictadura de Porfirio Díaz y que después buscó restaurar el sistema republicano tras el asesinato de Madero y la usurpación de Victoriano Huerta.

También lee: Grandes artistas mexicanos: José Guadalupe Posada

Venustiano Carranza Garza nació el 29 de diciembre de 1859 en la localidad de Cuatro Ciénegas en el estado de Coahuila, Carranza desde pequeño había crecido alrededor del fervor republicano ya que si padre había sido coronel del ejército y era fiel admirador de Juárez, quién sirvió de ejemplo al momento de su educación, al fallecer su padre, Carranza tomó el mando de la presidencia municipal en Monclova.

Su carrera política no inicio de la mejor manera, tras tener varios problemas con el gobernador del estado en ese entonces, Carranza decidió renunciar a su cargo y se rebeló ante la posible reelección de su opositor, luego de una serie de disputas, Carranza volvió a la presidencia municipal de 1894 a 1898, luego de eso fue diputado local del congreso de Coahuila, además de diputado y senador del Congreso de la Unión.

Venustiano Carranza en su despacho.
Foto: AS México

En 1908, ocupó la gubernatura interina de Coahuila y se creía que sería el próximo gobernador del estado, pero por la rebelión causada años atrás, se ganó la desconfianza de Porfirio Díaz, quien creía que su movimiento era anti porfirista. A pesar de tener en contra a Díaz y a los ‘Científicos’, Carranza presentó su candidatura independiente, pero al final perdió ante Jesús del Valle.

Al momento de la insurrección maderista, Carranza se mantuvo cerca del movimiento revolucionario, siempre mostrándole su apoyo a Madero, una vez que logran revocar a Díaz de la presidencia y ganan las elecciones, Carranza es nombrado gobernador de Coahuila y posteriormente secretario de guerra y marina dentro del nuevo gabinete presidencial.

En 1913, Madero fue asesinado junto con Pino Suarez por sicarios leales a Victoriano Huerta, este a la postre se proclamaría como nuevo presidente de la nación e instauraba una dictadura militar, recordemos que Huerta era un viejo militar porfirista que siempre tuvo la ambición de hacerse de la presidencia, tras estos actos, los revolucionarios se unieron para derrocar a Huerta.

Junta revolucionaria
Foto: Colloqui

Por medio del Plan de Guadalupe, Carranza desconocía la figura presidencial de Victoriano Huerta y se nombraba a sí mismo primer jefe del ejército constitucionalista con el fin restaurar la república en nuestro país, hasta ese momento contaba con el apoyo de distintos personajes como Emiliano Zapata, Pancho Villa y Álvaro Obregón para restaurar el orden en el país y poner fin a la guerra interna que estaba sucediendo.

En 1914, Estados Unidos desconoció al presidente Huerta y mandó tropas que desembarcaron en el puerto de Veracruz para “restaurar” el orden, Carranza se acercó con los diplomáticos americanos para que se retiraran y no intervinieran en las políticas internas de nuestro país, luego de una serie de pláticas las tropas norteamericanas dejaron las costas de México.

En ese mismo año, el ejército constitucionalista lograba importantes victorias que significaban la renuncia de Huerta y la reinstauración del gobierno legítimo, en la búsqueda de reafirmarse como líder del movimiento, Carranza llamó a todos los frentes a reunirse para designar al nuevo gobierno, a esta reunión se le conoció como la “Convención de Aguascalientes”.

Al principio no se tenía contemplado al ejército zapatista, pero al final de cuentas lograron tener presencia dentro del recinto, fue ahí cuando surgieron diferencias entre distintos bandos, por un lado, estaban los ideales agrarios de Zapata y Villa, por otro lado, el modo legalista de Carranza y Obregón, los ejércitos de Villa y Zapata se negaron a reconocer al gobierno de Carranza.

Convención de Aguascalientes
Foto: Library of Congress

Tras estos hechos, nuevamente comenzaron las tensiones dentro del país y ambos bandos se enfrentaron con tal de hacerse del poder e instaurar los ideales de su causa, Carranza de la mano de Obregón fue ganando terreno frente a Zapata y Villa, en 1917 se convocó al congreso constituyente en Querétaro en donde se proclamó la constitución de 1917 y se nombró a Carranza presidente de la nación.

Durante el nuevo gobierno, se buscaba pacificar a como dé lugar todas las zonas del país, con el asesinato de Zapata y el abandono de la lucha por parte de Villa, lo siguiente era comenzar con la reconstrucción del país, se impulsaron nuevas reformas y leyes que ayudaran a levantar al país del conflicto post revolucionario hasta que sucedió otro evento.

En 1920, se creía que Obregón tomaría el mando luego de Carranza, pero este designaría a un civil, tras esto Obregón con el apoyo de Plutarco Elías Calles lanzarían el Plan de Agua Prieta en donde lo desconocían, Carranza emprendería una huida rumbo a Veracruz con tal de ponerse a salvo, en el camino murió asesinado en la localidad de Tlaxcalantongo, a la postre Obregón lo sucedería en el poder.

En Karani Art sabemos de la importancia de nuestra historia, por eso este 5 de febrero recordamos los hechos que dieron lugar al presente de nuestro país.

Fuente: Biografías y vidas

La Catrina

Grandes artistas mexicanos: José Guadalupe Posada

Considerado como “El ilustrador de la muerte”, Posada fue uno de los artistas de mayor impacto en la cultura de nuestro país.

Si hay un rasgo muy característico dentro de nuestra cultura es la relación que tenemos los mexicanos con la muerte, temida por casi todos, pero admirada, respetada e incluso usada como objeto de burla, la muerte en nuestro país tiene un significado muy diferente con respecto al resto del mundo, la muerte tiene un rostro muy conocido por todos, el cual fue elaborado por este célebre artista.

También lee: Personajes célebres de nuestra historia: Los dos Moctezumas

José Guadalupe Posada Aguilar nació el 2 de febrero de 1952 en su natal Aguascalientes, a lo largo de su vida se desarrolló como grabador, ilustrador y caricaturista, sus obras solían traer consigo una crítica muy dura hacía la aristocracia y gobierno que existía durante el porfiriato, su sello particular era el uso de las calaveras.

Tuvo una infancia normal, durante ese lapso creció junto con su hermano Cirilo Posada, luego de aprender a leer y escribir, ambos ingresaron a la academia municipal de dibujo de Aguascalientes, ahí Posada tuvo su primer contacto con el mundo artístico, posteriormente en 1868 ingresó como aprendiz litográfico en el taller de Trinidad Pedroza con quien formaría una gran amistad.

Ilustración de Posada
Foto: Infobae

Sus primeras caricaturas de crítica política fueron publicadas en el diario “El Jicote” en contra del gobierno de Jesús Gómez Portugal, poco a poco iba aprendiendo del arte de la ilustración, aunado a esto copiaba imágenes religiosas para mejorar sus técnicas de dibujo, además también trabajaba como ayudante en un taller de cerámica.

En 1872, Posada y Pedroza decidieron irse a León para dedicarse de a la litografía comercial, en paralelo a esto Posada abrió su propio taller, luego de todo esto Posada comenzó a dar clases en la escuela de instrucción secundaria, realizaba grabados en madera que ilustraban distintos productos como libros o cajas de cerillos.

Fue en León en donde se casaría con María de Jesús Vela en 1875, años después le compraría su taller a su amigo Pedroza y comenzaría a colaborar con distintos periódicos de la región, algunos de ellos eran “La Gacetilla”, “El Pueblo Caótico”, “La Educación” y “La Patria Ilustrada”, está dirigida por Arturo Paz se terminaría trasladando a Ciudad México.

Calaveras de Posada
Foto: Más México

Durante su vida en la capital, aprendió nuevas técnicas, principalmente sobre el grabado en plomo y zinc, llegó a colaborar con diferentes personalidades en la capital, entre ellos Antonio Vanegas Arroyo, aquí en la ciudad abrió más talleres con los que fue ganando popularidad por su trabajo y aceptación por su sentido del humor y calidad plástica que tenían sus obras.

En sus obras se hacía una crítica a la forma de actuar del gobierno de Porfirio Díaz y sus abusos con la población, se retrataban también creencias del pueblo, su vida cotidiana, en esas épocas México vivía una clara desigualdad social, veíamos a los trabajadores siendo explotados por las clases ricas del país que presumían de una vida de lujos similares a la de Francia.

Las obras y las famosas calaveras en sus ilustraciones tenían una gran influencia del trabajo de Manuel Mantilla, quien fue un grabador y caricaturista mexicano que fue el primero en usar este tipo de siluetas que hacían alusión a los esqueletos, el trabajo de Posada serviría como inspiración para grandes muralistas como Diego Rivera, Clemente Orozco y Leopoldo Méndez.

"Sueño de una tarde dominical en la Alameda" Central de Diego Rivera
Foto: México es Cultura

Sus caricaturas no solo eran con la intención de criticar las acciones del gobierno de Porfirio Díaz, sino también para hablar del malinchismo que existía de cierto sector de la población que aparentaba pertenecer a la aristocracia del país, por medio de la “Calavera Garbancera” se burlaba y criticaba a los indígenas que negaban sus orígenes y pretendían ser gente de clase.

Esta misma calavera fue una de sus más grandes obras, si bien en ese momento no tenía el reconocimiento que se merecía, el tiempo les daría el valor a sus obras, su principal impulsor fue Diego Rivera quien en su mural “Sueño de una tarde dominical en la alameda central” se renombraría a la “Calavera Garbancera” por “La Catrina”.

Cuando se enteró de la justa revolucionaria, le mostró totalmente su apoyo a Francisco I. Madero, por medio de panfletos o en diferentes publicaciones en los diferentes periódicos en los que colaboraba, les hacía publicidad a los ideales y al movimiento que buscaba restaurar la democracia en nuestro país y derrocar de una vez por todas la dictadura porfirista.

Lograría vivir para ver triunfar a Madero en las elecciones, en 1913 fallecería a la edad de 60 años el día 20 de enero, luego de su muerte sucederían los hechos de la decena trágica, la traición de Huerta y la lucha por el poder tras su derrocamiento, sin lugar a dudas fue uno de los artistas de mayor impacto en la cultura de nuestro país, no solo a nivel nacional sino internacional.

En Karani Art sabemos del trabajo de Posada en nuestro país, por eso le rendimos homenaje en nuestras playeras.
Playera-Huesudo-Fandango-f1

Fuente: INBA y Biografías y Vidas

El encuentro de dos mundos

Personajes de nuestra historia: Los dos Moctezumas

Nuestra historia está repleta de personajes históricos que han formado parte de la formación de nuestro país, hoy les hablaremos de los dos Moctezumas, tlatoanis de Tenochtitlán.

La formación de nuestro país ha vivido incontables sucesos que han derivado en el México que conocemos actualmente, desde la época precolombina hasta la actualidad han desfilado muchos personajes que han tratado de mejorar o de imponer su voluntad por encima de la de nuestra nación, es por eso que te vamos a hablar de algunos de los personajes más importantes de nuestra historia.

También lee: Dioses de la mitología azteca

Moctezuma Ilhuicamina

Conocido como Moctezuma primero o “El grande”, es considerado uno de los Tlatoanis más importantes del imperio azteca, esto debido al crecimiento que obtuvieron los mexicas bajo su administración, su nombre proviene del náhuatl que significa “El flechador del cielo”, nació presuntamente en 1390, hijo de Huitzíhuitl segundo tlatoani, ya asentados en el antiguo lago de Texcoco.

Moctezuma primero

Foto: Quién

A la postre de su reinado, Moctezuma I tuvo tres nietos, Tízoc, Axayácatl y Ahuízotl, los tres de igual manera gobernaron Tenochtitlán, fue el tlatoani que más años duró en el cargo, casi 30 años gobernó en el despegue del imperio, con una enorme inteligencia militar, guío a sus subordinados a expandir sus fronteras mucho más allá del altiplano central del valle de México.

No solo tenía una capacidad enorme para motivar a sus guerreros, también generaba un impulso dentro de su pueblo ya que buscaba generar toda clase de productos para asegurar la fortaleza económica de su civilización, con una notable trayectoria militar, supo someter a las tribus aledañas para que sirvieran bajo su mando y así aumentar su presencia dentro de la zona.

Reforzó los lazos existentes con los miembros de la triple alianza y llegó a tierras impensadas como la zona huasteca e inclusive Oaxaca, además de eso terminó por dominar totalmente la cuenca de México ya que derrotó al señorío de Chalco, viejo enemigo de los aztecas con los que llevaban años de guerra tratando de someterlos y ponerlos a la orden del tlatoani.

La preparación militar de sus ciudadanos fue uno de sus propósitos más importantes, fue él el que impulsó que existiera un telpochcalli en cada uno de los Calpullis, esto con la finalidad de aumentar la cantidad de hombres disponibles para el ejército y darle una mejor preparación a cada uno de los habitantes de la antigua Tenochtitlán.

Otras reglas que se establecieron bajo su mandato fueron las jerarquías militares, el uso de uniformes, insignias y símbolos, además de ello decretó que él era el único que podía usar una diadema de oro al momento del combate, su reinado también estuvo marcado por distintos fenómenos naturales, los cuales supo enfrentar, al final terminó muriendo en el año 1469 aproximadamente.

Moctezuma Xocoyotzin

Conocido como Moctezuma segundo o “El joven” fue uno de los últimos gobernadores aztecas, fue el encargado de recibir a Hernán Cortez dentro de la ciudad y se le reprocha el mal manejo de la llegada de los conquistadores a nuestro país, a causa de esto su historia tuvo un final trágico que es poco claro pero que sus decisiones repercutirían en la caída del imperio.

Moctezuma segundo

Foto: Historia del nuevo mundo

Nacido en 1467, hijo de Axayácatl, recibió un imperio que gozaba de plenitud económica y militar, se habían convertido en el imperio más importante de toda la época prehispánica, en 1502 fue cuando tomó el trono y gobernó hasta 1520, Moctezuma siempre buscó expandir aún más el imperio, además de derrotar a viejos enemigos como Tlaxcala, Cholula y a los Purépechas.

Se dice que el tlatoani azteca era un hombre totalmente diferente a los gobernadores anteriores ya que bajo su mandato se había generado una significativa distancia entre sus pobladores y el emperador, inclusive se dice que nadie podía verlo directamente a los ojos y que debían guardar un estricto protocolo bajo su presencia.

Aunado a esto, se menciona que era una persona sumamente religiosa y que siempre se había aturdido por los diferentes presagios que sucedieron durante su reinado como la aparición de un cometa en los cielos, el incendio en el templo de Huitzilopochtli que crecía mientras se le arrojaba más agua, aparición de seres desconocidos y una mujer que emergía del lago, (posteriormente conocida como la llorona).

En 1519 fue cuando se dio el encuentro de los dos mundos, confundido por sus creencias, se dice que Moctezuma confundió la llegada de los españoles con el regreso de Quetzalcóatl, sin estar seguro de lo que pasaba, el emperador azteca recibió en su palacio a los conquistadores que quedaron asombrados por la riqueza que poseía el imperio en ese entonces.

Días antes de su muerte, en el templo mayor había sucedido una matanza a manos del comandante Pedro de Alvarado, quién confundió una celebración azteca con una posible emboscada, se desconoce el número de muertos, pero algunos códices indican que fue un hecho cruel y violento que calentó los ánimos dentro de los pobladores.

Matanza del templo mayor

Foto: Códice Durán

En ese momento, Cortez regresaba de Veracruz ya que se había enfrentado a otros militares que venían de Cuba a capturarlo, viendo la situación tomó de rehén al tlatoani azteca, se dice que su muerte fue provocada por sus propios ciudadanos que lo apedrearon por no reprender a los conquistadores, otras versiones cuentan que los mismos españoles fueron quienes lo asesinaron.

El hecho es que su muerte desemboco en la caída del imperio y comenzó la incesante pelea durante la conquista que termino con la tortura de Cuauhtémoc, último emperador mexica y que se creía había escondido el misterioso tesoro de Moctezuma tras la noche triste.

En Karani Art sabemos de la importancia de nuestra historia, por eso te traemos esta serie de capítulos en donde sabrás más acerca de la formación de nuestro país.

Fuente: Arqueología Mexicana

Antiguos dioses mexicanos

Dioses de la mitología azteca

Los mexicas eran conocidos por ser una cultura politeísta, hoy recordamos algunos de los dioses más importantes de la mitología azteca.

Los Aztecas fueron una de las civilizaciones con más impacto en toda Mesoamérica, no por nada fueron el imperio más próspero en nuestro país, los mexicas eran conocidos por ser un pueblo totalmente guerrero, disciplinados en todos sus estratos sociales, inteligentes al momento de entablar relaciones diplomáticas y unos genios a la hora de la guerra.

También lee: Inicios de la Lucha Libre en México

La ciudad de Tenochtitlán era el epicentro de tal civilización, sembrada en un islote en medio del antiguo lago de Texcoco y conectado con tres grandes calzadas que daban salida al valle de México, los aztecas eran conocidos por sus grandes habilidades al momento de asentarse en aquella región y por el papel que tenía la religión en su vida diaria y en la toma de decisiones importantes.

Originarios del mítico lugar de Aztlán cuya ubicación sigue siendo desconocida para nosotros hasta estos días, los aztecas emprendieron una larga caminata rumbo a su nuevo hogar, se dice que peregrinaron a lo largo de casi 210 años, por indicaciones de Huitzilopochtli, los mexicas tenían que encontrar un águila parada sobre un nopal que estuviera devorando una serpiente.

Tal era el impacto que tenía la religión en la cultura mexica que, al momento de asentarse en su nuevo hogar, en el centro de la ciudad, se erigieron monumentos que rendían culto a distintos dioses, nos referimos al templo mayor, con el paso del tiempo se construía un nuevo templo por encima del otro que era dedicado a un nuevo dios, por eso ahora les traemos los dioses más importantes de la mitología azteca.

Ometecuhtli y Omecihuatl – Dioses de la creación

Antes de la creación del hombre, mucho antes de la creación de la tierra, podríamos hablar que no existía nada en el universo, solo se encontraban dos entes que se dedicaban a crear seres a su propia voluntad, una pareja que representaba la dualidad en el universo, estos dos dioses fueron encargados de crear todo lo que conocemos, los padres de todos los dioses subsecuentes.

Huitzilopochtli – Dios de la guerra

Probablemente el dios más importante de toda la mitología azteca, Huitzilopochtli era considerado el dios de la guerra, nacido del vientre de Coatlicue y que despedazo a los hermanos que querían matar a su madre, este ser divino fue el encargado de guiar a los mexicas en su camino hacia la tierra prometida, era muy conocido ya que poseía un escudo con plumas y empuñaba una espada en forma de una serpiente de fuego.

Huitzilopochtli

Foto: Muy Interesante

Quetzalcóatl – Dios del viento

En su largo caminar rumbo al valle de México, los aztecas hicieron dos paradas muy importantes, la primera en la antigua ciudad de Tula y la segunda en la abandonada ciudad de Teotihuacán, los aztecas conocieron la existencia de la serpiente emplumada y lo adoptaron como dios, esperando fervientemente su regreso para guiarlos a la gloria eterna con su inmensa sabiduría.

Tezcatlipoca – Dios del cielo y de la tierra

Quizás el dios más temido y a la vez el más venerado, Tezcatlipoca “el del espejo humeante” era un ser divino con un inmenso poder que brindaba prosperidad, riquezas o provocaba guerras y discordias a su antojo, considerado uno de los dioses encargados de crear al hombre, tenía la habilidad de hacerse invisible y vagar por distintos mundos haciendo lo que quisiera.

Tláloc – Dios de la lluvia

Encargado de proveer el vital líquido a la humanidad, señor de los truenos y parte fundamental para el desarrollo de las cosechas, Tláloc era uno de los dioses a los cuales se le tenía un respeto altísimo, cada temporada de cosechas se le ofrecían distintos sacrificios en su honor para asegurar las lluvias y que el agua que estaba alrededor de la ciudad no generara destrozos en la ciudad.

Tláloc

Foto: Mas México

Coatlicue – Diosa de la fertilidad

Luego de la creación del universo, Coatlicue fue la encargada de dar a luz a todos los dioses de la mitología azteca, diosa de la fertilidad y madre de toda la tierra, “la de la falda de serpientes” era venerada por los aztecas debido a que consideraban que ellos mismos habían nacido de ella, las mujeres eran las que le rendían más culto cuando buscaban formar una familia.

Mictlantecuhtli – Dios de la muerte

Señor del inframundo y de las sombras, Mictlantecuhtli era el encargado de guiar y cuidar a las almas que habían dejado la tierra y que habían emprendido el camino rumbo al mictlán, el inframundo para los aztecas, lugar que no es similar al infierno, recordemos que los aztecas creían que la vida continuaba en otro plano existencial del cual el dios de la muerte era el encargado.

Mictlantecuhtli

Foto: INAH


Existían infinidad de dioses dentro de la civilización azteca, para cada situación, cosa o evento, para casi todo tenían dioses que se les veneraba por igual.

En Karani Art sabemos de la importancia de nuestros orígenes, por eso en nuestras playeras ilustramos a los dioses de nuestros antepasados.

Fuentes: México Desconocido, Matador Network y Gobierno de México