Gigantes de Tula del posclásico

Historia de México: El Posclásico

Registrado como el último periodo de vida independiente en nuestro país antes de la conquista, el posclásico fue el fin de las civilizaciones precolombinas.

Ya hemos visto con anterioridad el proceso de la formación de las civilizaciones mesoamericanas a lo largo del preclásico y del clásico, en estos periodos de la historia de nuestro país hemos hablado de cómo surgieron y cayeron grandes culturas como la olmeca, zapoteca, maya y teotihuacana, lo que sucedió a lo largo del posclásico cambiaría el rumbo de nuestro país.

Comencemos por decir que el posclásico es el tercer y último periodo de vida independiente en Mesoamérica antes de la conquista, después vendrían tres siglos de vida colonial bajo el yugo de los imperios europeos, el posclásico comenzó en el año 900 D.C y culminó en 1521 luego de la caída de Tenochtitlán a manos de Hernán Cortes.

Los historiadores dividen al posclásico en dos etapas, a la primera la llaman “Posclásico temprano” el cual abarca de los años 900 a 1200 D.C, durante este lapso vemos el fin de las civilizaciones del clásico y el surgimiento de nuevas culturas como la Tolteca, además de la aparición de los Chichimecas, esto a causa de las sequías que azotaron el norte de México.

zonas importantes del posclásico
Foto: Voces Laja Bajío

La segunda etapa es nombrada “Posclásico tardío” la cual va de los años 1200 a 1521 D.C, en esta última parte vemos la caída de los toltecas, su influencia a lo largo de todo el valle de México y el surgimiento de otras civilizaciones como la Mixteca, los Purépechas y el nacimiento y caída del imperio azteca, en 1517 sucedieron las primeras expediciones españolas en México.

También lee: 5 Tesoros mexicanos en el extranjero

Al igual que en el periodo anterior, en el posclásico la guerra fue una de las actividades más importantes, de hecho, se reafirmó y se intensificó debido a las aspiraciones de cada civilización, los nuevos estados que surgieron durante este periodo de la historia fueron teocrático-militar, las fuerzas de cada imperio se fortalecieron ampliamente.

El cobro de tributos a los pueblos sometidos, la fuerte relación que había con el lado religioso, la realización de sacrificios en distintas ceremonias fueron algunos de los elementos claves que sucedieron durante el posclásico, además de que algunos oficios como la realización de artesanías fueron en decadencia y otras como el comercio fueron en aumento.

Los Toltecas

Los Toltecas fueron una de las civilizaciones de mayor influencia durante el posclásico, provenían de la parte norte del país y se establecieron en el estado de Hidalgo, su lengua era el náhuatl y crearon distintos centros ceremoniales entre ellos Huapalcalco y el más conocido de todos, la ciudad de Tula, aquí fue donde se concentraba todo el poder.

centro ceremonial de los toltecas
Foto: La Voz de la Tierra

Los toltecas fueron el grupo dominante al inicio del posclásico pero su decadencia se dio para el año 1200, esto debido a distintas disputas internas por el poder, además de la posible invasión de tribus chichimecas a sus ciudades, tras esto abandonaron la ciudad lo que ocasionó que su influencia se viera reflejada en otras civilizaciones como la maya.

El Imperio azteca

Provenientes del mítico Aztlán, los mexicas fueron un pueblo guerrero que luego de más de 300 años de peregrinación se establecieron en el antiguo lago de Texcoco, poco a poco fueron formando un estado militar bastante poderoso, para ello formaron importantes alianzas con los señoríos que estaban a su alrededor, esos eran Texcoco y Tlacopan, esta unión se le conocería como “La triple alianza”.

piedra del sol del posclásico
Foto: Vix

Gracias al valor de sus guerreros, su ingenio militar y sus habilidades diplomáticas, en muy poco tiempo se erigieron como la potencia de todo el valle de México, habían formado un vasto imperio que abarcaba casi todo el país, la caída del imperio azteca se dio con la llegada de los españoles a México, de 1519 a 1521 se vivió una dura guerra en donde los españoles saldrían victoriosos.

Los Purépechas y Chichimecas

Los purépechas fueron otra de las grandes civilizaciones del posclásico, ubicados en lo que hoy conocemos como Michoacán y parte de Jalisco, este imperio mostró grandes habilidades para la guerra y lograron resistirse al yugo de los aztecas, su caída se dio tras conflictos internos de los gobernadores al enterarse de la caída del imperio azteca.

Por otro lado, los chichimecas eran tribus nómadas provenientes de la región del norte del país llamada “Aridoamérica”, estas tribus emigraron hacia el centro del país en busca de mejores condiciones de vida y conquistar nuevos territorios, al momento de la conquista fueron la civilización que opuso más resistencia, esto debido a las condiciones climatológicas de la zona.

Asentamientos purépechas en Michoacán
Foto: Morelia Invita

Inicio de la época colonial

Tras el descubrimiento de América, la primera expedición hacia nuestro país se dio en 1517 y en 1519 Hernán Cortes inició la conquista de México, en 1521 consumaría la caída de Tenochtitlán e iniciarían el proceso de colonización, a partir de ese momento nacía el Virreinato de la Nueva España el cual duraría alrededor de 300 años hasta el inicio del movimiento independentista.

En Karani Art sabemos de la importancia de la historia de nuestro país, es por eso que la retomamos en nuestros artículos.

Fuentes: INAH, UAM Iztapalapa y Arqueología Mexicana.

retrato de la noche triste

La Noche Triste

Considerado uno de los sucesos más importantes durante la conquista, la noche triste significó una de las derrotas más duras para los españoles.

La conquista de México es uno de los eventos históricos más importantes de nuestro país, no solo porque significó la caída del imperio azteca, sino porque daba pie a una nueva etapa en la vida de los pobladores indígenas, nos referimos a la época colonial, pero antes de que todo eso sucediera hubo un hecho que pudo haber cambiado la historia de México.

Nos referimos a la noche triste, una muy dura derrota que sufrió Hernán Cortés al momento de tratar de escapar de Tenochtitlán con todos los tesoros y reliquias de la ciudad, se dice que en aquella noche el conquistador español perdió a más de la mitad de su ejército junto a varios guerreros tlaxcaltecas que se habían sumado a sus filas.

También lee: 5 asombrosas leyendas mexicanas

Pero para poder entender por qué sucedió la noche triste debemos remontarnos tiempo atrás, más específico al encuentro que hubo entre Cortés y Moctezuma, recordemos que el emperador azteca había recibido con los más grandes honores al conquistador español, le daba un trato de lujo y lo llenaba de comodidades, inclusive se dice que Cortés estaba tan a gusto que buscaba quedarse.

Encuentro entre Cortés y Moctezuma
Foto: Infobae

Motivado con la idea de pertenecer a la clase noble de Tenochtitlán, Cortés había dejado de lado su idea de conquista, pero al final esto no sucedió y empezó un resentimiento entre él y algunos líderes del impero, para su mala fortuna las malas noticias no terminaban y desde su hacienda en Veracruz le informaron que el gobernador de Cuba, Diego de Velázquez había mandado tropas a buscarlo.

Antes de partir con rumbo a México, Velázquez había escogido a Cortés como el encargado de reclamar las tierras en nombre del imperio español, pero al poco tiempo comenzó a desconfiar de él y mandó a otro ejército para capturarlo y encerrarlo, Cortés salió rumbo a Veracruz para enfrentar a las tropas de Velázquez y dejó al mando a Pedro de Alvarado.

Alvarado era uno de los soldados que pensaba que era una mala idea permanecer en Tenochtitlán ya que podían ser atacados en cualquier momento, durante esos días, los aztecas iban a llevar a cabo una celebración en el templo mayor en honor a Tezcatlipoca, en esas festividades se reunieron un número importante de pobladores para admirar a los bailarines y honrar a su dios.

Alvarado al darse cuenta de la multitud, pensó que los aztecas por fin se habían organizado para atacarlos, ante esto ordenó a su ejército encerrar a los pobladores y comenzar a atacar a los asistentes, este hecho es conocido como “La matanza del templo mayor”, hasta el día de hoy es difícil saber con exactitud el número de víctimas que cayeron esa noche.

matanza del templo mayor
Foto: Códice Mendoza

Con un regreso victorioso de Veracruz, Cortés se enteró de lo que había sucedido días atrás y reprendió a Pedro de Alvarado por lo que hizo, considero que sus órdenes habían sido tontas e injustificadas, por lo que secuestró a Moctezuma y le ordenó calmar a su pueblo, el cual estaba enardecido por lo que sucedido en el templo mayor.

En un principio Moctezuma no aceptó, pero fue convencido por los frailes que acompañaban a los españoles, al salir a tratar de calmar a los pobladores de Tenochtitlán, estos comenzaron a arrojarle piedras a su emperador, una de ellas le dio en la cabeza y se cree que esa pudo haber sido la causa de su muerte, otras fuentes afirman que, al ya no servirle a los españoles, estos lo apuñalaron.

Consciente de lo que les podía esperar si se mantenían en la ciudad, Cortés ordenó a sus tropas tomar todo el oro y todos los tesoros posibles para emprender la huida, era 30 de junio de 1520, los conquistadores españoles emprendieron el escape sobre la calzada de Tlacopan, cuidando el galopeo de los caballos y el ruido de sus armas, estaban abandonando la ciudad de Tenochtitlán.

El escape estaba a punto de consumarse cuando de repente, el ejército azteca sorprendió a los españoles en una emboscada, los guerreros aztecas comenzaron a atacar a los españoles y destruyeron el puente de madera sobre el que estaban escapando, dejando caer a más de la mitad del ejército de Cortés a las aguas del antiguo lago de Texcoco.

Foto: Milenio

Tanto los soldados españoles como varios guerreros tlaxcaltecas murieron ahogados esa noche, los pocos soldados que lograron cruzar el puente junto con Cortés siguieron con el plan de escapar lo más rápido posible para no caer definitivamente esa noche, luego de dejar atrás Tenochtitlán, los españoles decidieron tomar un descanso en Popotla.

Al ver que había perdido a más de la mitad de su ejército y haber perdido todos los tesoros de Moctezuma, cuenta la leyenda que Cortés se paró a lado de un ahuehuete que estaba ahí y comenzó a lamentarse por lo sucedido, al grado de llegar al llanto, es por eso que a esta dura derrota es que la conocemos como “La noche triste”.

Luego de esto, los españoles regresaron a Tlaxcala para preparar el contraataque, reunir más soldados y comenzar con el sitio de Tenochtitlán, a la postre y combinado con una serie de eventos desafortunados para los aztecas como una epidemia de viruela, se terminaría por consumar la conquista de México e iniciaría la época colonial, la cual duraría 300 años.

En Karani Art sabemos de la importancia de nuestra historia, por eso retomamos los momentos más importantes en nuestros artículos.

Fuentes: Gaceta UNAM, Infobae y AD Magazine.

templo de palenque

Historia de México: El Periodo Clásico

Luego del fin del preclásico, varias culturas se reafirmaron a lo largo del valle de México, alcanzando su momento cumbre en el periodo clásico de Mesoamérica.

Luego de que las tribus nómadas de nuestro país se asentaron en distintas regiones a lo largo del país, empezaron a formar diferentes civilizaciones y comenzaron a aplicar las primeras técnicas de agricultura en el continente, se dio inicio a un proceso histórico que conocimos como el periodo preclásico, durante esos años aparecieron los primeros vestigios culturales en México.

Civilizaciones como la Olmeca o los pobladores de Cuicuilco fueron un ejemplo de esos años, a finales del año 200 D.C comenzaba a surgir una transformación y el surgimiento de nuevas civilizaciones las cuales mostraban avances tecnológicos más notorios y de mayor impacto en la región, a este lapso de tiempo se le conoce como el periodo clásico de Mesoamérica.

También lee: Dioses de la mitología maya

Según varias fuentes y distintos historiadores, el periodo clásico inició en el año 200 D.C y terminó aproximadamente a inicios del año 900 D.C, durante estos 700 años vimos el apogeo de grandes civilizaciones como la Teotihuacana, los Mayas y los Zapotecas, algunas de estas ya comenzaban a dar señales de vida a finales del preclásico.

vestigios del periodo clásico
Foto: Preceden

El periodo clásico se caracterizó por distintos elementos, primero que nada, vimos técnicas agrícolas más sofisticadas, esto debido a la necesidad de abastecer de comida a poblaciones mucho más grandes, los centros urbanos eran más notorios y mucho más organizados, las viviendas, centros ceremoniales y templos religiosos ya eran planeados minuciosamente.

Dentro del clásico comenzamos a ver los primeros registros históricos sobre la escritura, matemáticas y astronomía, esto representaba un avance muy importante para los pobladores de aquella época, las construcciones ya eran de tamaños colosales, los templos y pirámides ya no eran de solo un nivel, una muestra de ellos era la ciudad de Teotihuacán.

Por último, la conformación de ciudades-estado, esto lo vimos principalmente con los mayas, pero era la conformación de diferentes poblaciones de la misma cultura, las cuales se organizaban de manera independiente, además de que cada una era gobernada de manera autónoma, todas ellas conformaban el imperio maya en toda la península de Yucatán.

Teotihuacán

vista aérea de Teotihuacán
Foto: INAH

Considerada la ciudad principal de todo el clásico, Teotihuacán surgió a finales del periodo preclásico y alcanzó su máximo esplendor en este periodo, se cree que su surgimiento se debe a varios factores como la erupción del volcán Xitle y la decadencia de la ciudad de Cuicuilco, algunos historiadores señalan que los pobladores migraron al norte y fundaron esta ciudad.

El auge de esta civilización se dio a causa de la gran variedad de recursos naturales que había en la región, se cree que llegaron a habitarla alrededor de 125 mil personas, las principales actividades económicas de los teotihuacanos fueron el comercio, la agricultura y la fabricación de artesanías.

La decadencia de Teotihuacán se dio a partir del año 650, los pobladores habían comenzado un éxodo masivo e inclusive llegaron a destruir algunos de los centros ceremoniales que ya existían, poco a poco la ciudad quedó deshabitada, con la caída de Teotihuacán empezaban a florecer otras ciudades como Cacaxtla, El Tajín, La Huasteca y Xochicalco.

Los Mayas

ciudad maya de tikal
Foto: Características

La civilización maya fue detrás de Teotihuacán la civilización más importante del clásico, principalmente por la conformación de sus distintas ciudades independientes y los avances tecnológicos que presentaban los pobladores mayas en aquella época, los mayas se establecieron en toda la península de Yucatán y se extendieron hasta El Salvador.

Los mayas fueron reconocidos por su capacidad para leer y entender el movimiento de los astros, el uso del cero en su sistema matemático y sobre todo por el trato autónomo que tenían cada una de sus ciudades, el comercio, la guerra, la agricultura eran solo algunas de las actividades que llegaron a desarrollar.

La primera caída de la civilización maya se dio a finales del periodo clásico, se cree que los pobladores comenzaron a abandonar sus ciudades por distintos factores como las batallas entre las mismas ciudades, las constantes sequías, desastres naturales o el agotamiento de los recursos, algunas ciudades renacerían con la llegada de habitantes toltecas y chichimecas en el postclásico.

Los Zapotecas y el fin del clásico

templo de Monte Albán
Foto: Rincones de México

En la zona de Oaxaca, los zapotecas se habían asentado en las llanuras y montañas para crear sus centros ceremoniales, Monte Albán fue uno de los más importantes, al igual que las demás culturas, los zapotecas se dedicaron al comercio y a la agricultura, su decadencia inició con el surgimiento de las tribus mixtecas a lo largo del estado.

Con la caída de estas civilizaciones, veíamos en fin del periodo clásico y veíamos el inicio del último periodo de vida independiente precolombina, nos referimos al postclásico en donde veríamos el surgimiento de otras grandes culturas como los Mixtecas, Toltecas, Purépechas, Chichimecas, el nacimiento y caída del imperio Azteca, además de la llegada de los españoles a nuestro país.

En Karani Art sabemos de la importancia de nuestra cultura y de nuestra historia, por eso la retomamos en nuestros artículos.

Fuentes: INAH, Gobierno de México, Gaceta UNAM y MUNAE

mural de dioses mayas

Dioses de la mitología maya

Considerada como la cultura con uno de los mayores avances tecnológicos de la época, la cultura maya marcó un precedente en Mesoamérica, es por eso que te platicamos acerca de los principales dioses de la mitología maya.

Ubicados en la península de Yucatán y en algunas regiones de Belice, Guatemala, Honduras y El Salvador, la cultura maya fue una de las civilizaciones más espléndidas durante la época precolombina, surgidos a finales del periodo preclásico y consiguiendo su auge a lo largo del periodo clásico, esta civilización es reconocida por sus grandes avances científicos.

Los mayas contaban con grandes conocimientos en las matemáticas ya que fueron de las primeras culturas en darle un símbolo al cero, poseían un calendario con 260 días y sobre todo tenían un gran conocimiento en la materia de la astronomía, tenían conocimiento de los ciclos lunares, la posición de los planetas y la alineación de las estrellas con sus centros ceremoniales.

También lee: 6 deliciosos dulces mexicanos

A pesar de contar con grandes avances en la ciencia, los mayas también eran una cultura politeísta, es decir creían en varios dioses, la historia de los dioses de la mitología maya era plasmada en diferentes libros sagrados como el “Popol Vuh” y el “Chilam Balam”, en ellos se narraban los orígenes del universo, es por eso que te contamos acerca de los dioses más importantes de la cultura maya.

Hunab Ku – Padre de todos los dioses

símbolo del dios maya hunab ku
Foto: Creative Fábrica

Considerado como el dios único y verdadero del panteón maya, Hunab Ku es considerado el máximo representante de la mitología maya, lo curioso es que no tiene una forma corporal y es representado mediante un símbolo, su nombre en maya significa “Dios solitario” o “Uno solo”, se dice que su interpretación viene con el proceso de evangelización de los españoles.

Itzamná – Dios de los cielos o la sabiduría

retrato de itzamná
Foto: Educalingo

Conocido como el soberano del cielo, señor del día y de la noche, Itzamná es otro de los dioses más importantes de la mitología maya, se dice que en un principio fue un sacerdote que ayudó a la invención de la escritura y a la fundación de grandes ciudades como Chichen Itzá, las leyendas dicen que por las noches se convierte en el dios jaguar del inframundo.

Kukulkan – Dios del viento

códice con la imagen de kukulkan
Foto: Sobre Leyendas

Cuenta la leyenda que cuando Quetzalcóatl emprendió su exilio, su nave llegó al oeste de la península de Yucatán y formó parte de los creadores del mundo según los relatos del Popol Vuh, de igual manera su nombre en maya significa “Serpiente emplumada”, se cree que su presencia en la mitología maya se debe a la llegada de algunos pobladores de la ciudad de Tula.

Ixchel – Diosa del amor

retrato de la diosa maya ixchel
Foto: INAH

Ixchel es otra de los dioses de la mitología maya que tenía un papel importante, representada como una anciana vaciando un cántaro de agua, esta diosa no estaba solo relacionada con el amor, también con la gestación, el agua, los trabajos textiles, la luna y la medicina, en algunos códices la podemos ver como la esposa de Itzamná o solamente acompañada de un conejo.

Pawahtún – Cargador del Cosmos

reliquia del dios maya pawahtún
Foto: Pueblos Originarios

Encargado de sostener el cosmos y la superficie de los suelos, Pawahtún en ocasiones era representado como una sola persona, otras veces se creía que eran 4 a la vez ya que cada uno sostenía cada una de las esquinas del universo, por lo regular se le podía ver como un anciano sentado sosteniendo con sus brazos el cosmos, en otras veces se ilustraba manteniéndolo con un caparazón de tortuga.

Yum Kaax – Dios del Maíz

piedra con la figura de Yum Kaax
Foto: Mitología

Este de otro de los dioses de la mitología maya que era altamente venerado, esto por su relación con el maíz y las actividades que estuvieran relacionadas con el campo, no solo era aclamado por todos los campesinos, sino también fungía como protector de la flora silvestre y sus animales, también se cree que favorecía a los cazadores al momento de recolectar comida.

Yum Kimil – Dios de la muerte

ilustración del dios maya yum kimil
Foto: Entre Mitos y Leyendas

También conocido como “Ah Puch”, “Kitzin” o “Hun Ahau” es el dios y rey del “Xibalbá”, el inframundo de la mitología maya, es descrito como un esqueleto o cadáver, a veces con rostro de jaguar y en otras ocasiones con rostro de búho, se dice que merodeaba las casas de los moribundos para poder arrastrarlos al otro mundo y terminar con su lecho de muerte.

En Karani Art sabemos de la importancia de nuestros orígenes, por eso en nuestras playeras ilustramos a los dioses de nuestros antepasados.

ML-Playera-Hunab-ku-f02

Fuentes: Psicología y mente, Wiki Fandom, Pueblos originarios y Neomexicanismos.

volcán Popocatépetl e Iztaccíhuatl

La leyenda del Popocatépetl y el Iztaccíhuatl

Considerados dos de los volcanes más importantes de nuestro país, te contamos acerca de la leyenda sobre el origen del Popocatépetl y el Iztaccíhuatl.

Las leyendas antiguas son un legado cultural del México Prehispánico, a lo largo de los años hemos escuchado un sinfín de historias en donde se nos platica acerca de la creación del universo, el origen del hombre, anécdotas sobre los dioses antiguos y sobre cómo se formaron algunos de los elementos que nos acompañan hoy en día.

Una de esas leyendas es sobre el origen de dos de los volcanes más importantes de nuestro país, nos referimos al Popocatépetl y al Iztaccíhuatl, los cuales están ubicados en los límites entre los estados de Puebla y el Estado de México, esta leyenda tiene un origen de hace más de 100 años y es una de las más conocidas entre la población mexicana.

También lee: La época de oro del cine mexicano

De entrada, debemos hablar sobre lo que significa cada uno de los nombres, ambos provienen del náhuatl, Popocatépetl viene del náhuatl “Popokani” y “Tepetl” el cual significa “Montaña que humea” o “El Humeador”, por otro lado, Iztaccíhuatl significa “Mujer Blanca”, esto haciendo referencia a la belleza de la mujer, con estos dos personajes comienza una antigua historia de amor.

pintura del guerrero Popocatépetl
Foto: Annundis

La historia de amor entre estos dos comienza con la princesa Iztaccíhuatl, la cual era considerada una de las mujeres más bellas del reino, algunas versiones afirman que pertenecía a los Tlaxcaltecas, otras fuentes aseguran que pertenecía a los aztecas, sea cual sea, esta princesa se había enamorado perdidamente de Popocatépetl, un hombre noble y uno de los mejores guerreros de su tierra.

La joven pareja enamorada vivía una enorme felicidad, un día se le notificó al joven guerrero que tenía que partir a la guerra, antes de ello, Popocatépetl fue con el cacique de su región para pedir la mano de su amada Iztaccíhuatl en sagrado matrimonio, el padre de la princesa aceptó con la condición de que volviera sano y salvo para proteger por siempre a su hija.

Una vez aceptado el futuro matrimonio de la feliz pareja, Popocatépetl partió a la guerra para defender a su pueblo, los meses pasaban y no había información sobre el paradero de su amado, un día a los oídos del cacique llegó el rumor de que el joven guerrero había muerto en batalla, tras enterarse de esto fue a comunicárselo a su hija, la cual cayó en una profunda depresión.

Tras pasar varios meses en la misma situación, la joven princesa murió a causa de lo que hoy conocemos como “Síndrome de corazón roto”, esto debido al dolor de pensar que su amado había muerto en combates, tiempo después se sabría que esto fue mentira y el guerrero regresaría para reclamar la mano de su amada y consumar el matrimonio.

retrato de la princesa Iztaccíhuatl
Foto: Todo Texcoco

Como se lo había prometido al cacique, el guerrero volvió sano y salvo, lamentablemente al momento de llegar le harían llegar la noticia del desafortunado desenlace que había tenido su prometida, fue a ver el cuerpo de su amada Iztaccíhuatl y le lloró, el pensar que su historia de amor había terminado lo estaba destrozando por dentro.

Resignado por la mala jugada que le había planeado el destino, Popocatépetl subió hacía lo más alto de un monte, cargando sobre sus manos a su amada princesa, la recostó y encendió una antorcha, prometiendo que nunca la apagaría para honrar a la memoria de su amor, como recompensa los dioses los unieron por la eternidad en los volcanes que conocemos hoy en día.

Considerada por muchos como la versión mexicana de “Romeo y Julieta”, esta leyenda ha trascendido de generación en generación cada vez que vemos humear al Popocatépetl, en el Iztaccíhuatl podemos ver la figura de una mujer acostada, a lado de ella está la antorcha de su amor, la cual está representada con la actividad volcánica del Popocatépetl.

Pintura de los dos volcanes
Foto: Tuul

A pesar de ser una de las historias más antiguas del México prehispánico, la leyenda cuenta con un par de variaciones en la trama de la misma, una de ellas nos dice que el cacique del pueblo era el gobernador Tezozómoc, el cual estaba en contra de la relación y que en la búsqueda de acabar con la vida de Popocatépetl lo mandó a la guerra.

En aquella versión el fin sería el mismo, solo que también los dioses los cubrirán en nieve para que estuvieran juntos en un sueño eterno, otra versión apunta que existía otro guerrero de nombre desconocido el cual estaba celoso de la relación que tenía la joven pareja y engaño a Iztaccíhuatl sobre la muerte de su amado, haciendo que cayera en depresión y muriera.

Por último, otra de las versiones afirma que tras el regreso de Popocatépetl y tras enterarse de la noticia, subió a la montaña más alta y ordenó construir dos pirámides, una funcionaría como la tumba de su amada y la otra como guardia para protegerla de curiosos y ladrones, se dice que con el paso de tiempo fueron cubiertas y se formaron los dos volcanes.

En Karani Art sabemos de la importancia de las leyendas de nuestro país, por eso las homenajeamos en nuestras playeras.

playera-iztla-lego-detalle

Fuentes: National Geographic, Inside México y Milenio.

cabeza olmeca del preclásico

Historia de México: El Preclásico

Considerado como la época de inicio de la vida prehispánica, te contamos acerca de todo lo que ocurrió durante el periodo preclásico.

Como sabemos, mucho antes de la época contemporánea, la revolución mexicana, la independencia e inclusive la colonia, para poder hablar de la historia de nuestro país debemos hablar de la época prehispánica, aquel lapso de tiempo en que las culturas mesoamericanas comenzaban a asentarse a lo largo de todo México para poder sobrevivir.

Luego de haber llegado de Asia por medio del estrecho de Bering e ir desplazándose a lo largo de todo el continente, las comunidades nómadas encontraron la necesidad de establecerse en un lugar fijo y volverse nómadas, luego de descubrir la agricultura y comenzar diferentes oficios como la elaboración de estatuillas, es como comienza este periodo.

También lee: La batalla de Puebla

Oficialmente el periodo preclásico inicia en el año 2500 A.C y culminó en el año 200 D.C, es en este lapso de tiempo en que las diferentes tribus nómadas del valle de México comenzaban a conformarse entre sí como una sola “nación”, este período está dividido en tres momentos distintos: Preclásico inferior, Preclásico medio y Preclásico superior.

piramide de cuicuilco del preclásico
Foto: Krismar Educa

Dado que apenas se estaban comenzando a establecer los distintos pueblos, es que este periodo carece de grandes obras arquitectónicas, los nativos venían de convertirse de tribus nómadas a sedentarias y por eso todavía mantenían algunas tradiciones como lo era dormir en cuevas o a la intemperie, sin embargo, eso no significa que hayan comenzado con la construcción de edificaciones.

Es el periodo preclásico donde comenzamos a ver distintos procesos en la conformación de una civilización, dado que todavía no podían sostenerse con sus propios productos, vemos el inicio de actividades comerciales entre tribus, jerarquización entre miembros del grupo, división por género en las labores de la comunidad, entre otras.

A partir del inicio del preclásico medio es cuando comenzamos a ver una verdadera transformación en la conformación de las distintas culturas del país, comienzan a aplicarse técnicas especiales para la agricultura, se definían las estructuras sociales, aparecían los primeros sacerdotes y nobles, además de las primeras edificaciones de ciudades.

Además de todos estos sucesos, las distintas comunidades comenzaron a hacer uso de la escritura y el calendario, un avance tecnológico muy importante para la época y que marcaba un antes y un después para las distintas culturas, dado esto podemos identificar las primeras civilizaciones, una de ellas fue la Olmeca, considerada la cultura madre de México.

mapa de la cultura olmeca
Foto: Historia de México

Asentados en la costa del golfo de México, los olmecas aparecieron en lo que hoy conocemos como los estados de Veracruz y Tabasco, los olmecas fueron el resultado de todo el desarrollo social, cultural y tecnológico que se venía haciendo tiempo atrás, gracias a esto pudieron comenzar a edificar sus grandes centros ceremoniales, así como sus reconocidas cabezas gigantes.

Los olmecas poseían tres grandes centros ceremoniales, estos eran: La Venta, San Lorenzo y Tres Zapotes. Todos estos servían de referencia como muestra del enorme desarrollo que habían tenido, sin embargo, con el paso del tiempo se han encontrado algunos restos de la cultura olmeca en otros estados como Morelos, Puebla, Guerrero, Estado de México, San Luis Potosí e inclusive Costa Rica.

Dada la conformación de cada uno de sus habitantes y el contacto que tenían con sus pueblos vecinos, se cree que tuvieron influencia en otras civilizaciones del periodo Clásico como los Zapotecas, los Teotihuacanos y los Mayas, no podemos negar que ellos marcaron el inicio oficial de las grandes civilizaciones prehispánicas a lo largo del país.

centro ceremonial olmeca
Foto: Características

Ya con miras del siglo I y II, inició el declive de las pequeñas comunidades formadas, incluyendo la olmeca, esto debido al surgimiento de nuevas civilizaciones que venían a tomar su lugar, otras desaparecieron por eventos naturales que orillaron a sus habitantes a abandonar sus tierras por temor de un nuevo desastre natural.

Una de esas culturas fue Cuicuilco, ubicada al sur de la Ciudad de México, con la erupción del volcán Xitle, sus habitantes decidieron partir de ahí con miras al norte del valle de México, este hecho es considerado como el fin del periodo preclásico y el inicio del periodo clásico, con ello se daba fin a una época de asentamiento y comenzaríamos a ver la formación de estados teocráticos y militares.

Ya en los últimos años del preclásico íbamos viendo la conformación de las grandes civilizaciones del siguiente periodo, los Zapotecas comenzaban a desarrollarse en las planicies de Oaxaca, la ciudad de Teotihuacán comenzaba a ser construida y empezaban a aparecer los primeros rastros de la cultura maya en la península de Yucatán.

En Karani Art sabemos de la importancia de nuestra historia, por eso te la traemos hasta a ti en nuestros artículos.

Fuentes: Arqueología Mexicana y el INAH.

remedios tradicionales naturales

Remedios tradicionales de nuestro país

Todos sabemos que México es una tierra rica en tradiciones y conocimiento, mucho de ello es gracias a nuestros antepasados prehispánicos, en esta ocasión te traemos algunos de los remedios tradicionales naturales del país.

Las antiguas culturas mesoamericanas tenían grandes conocimientos acerca de la medicina tradicional, esto debido a la gran conexión que tenían con la naturaleza, usaban distintas flores o plantas para crear remedios tradicionales contra enfermedades o heridas, estas son solo algunas de las plantas que usaban nuestros ancestros para mantenerse saludables.

Bugambilia

foto de flor de bugambilia
Foto: La Opinión

Esta bonita flor de pétalos violetas normalmente es usada como expectorante, ayuda a eliminar la congestión nasal y a mejorar el sistema respiratorio de nuestro cuerpo, normalmente es usada para generar alivio a los pacientes que tenían problemas por gripe, bronquitis o asma, las propiedades de esta flor permiten el libre flujo de oxígeno en nuestros pulmones.

También lee: 10 películas mexicanas nominadas al Oscar

Omequelite

El Omequelite u hoja santa como se le conoce en otros lados forma parte de los remedios tradicionales de nuestra tierra, es una de las plantas más usadas debido a que tiene varios usos, puedes dársela a alguien que sufre de fiebre, ayuda a mejorar el proceso intestinal y también alivia los malestares estomacales, es uno de los remedios más populares.

Espinosilla

foto de flor de espinosilla
Foto: Conabio

La espinosilla mexicana es una flor que por lo general es usada por las personas que tienen problemas capilares, ya que tiene propiedades que evitan la caída del cabello o la aparición de la caspa, otros usos que se le pueden dar es para contrarrestar el dolor de cabeza o bajar la temperatura en alguien que puede estar siendo afectado por fiebre.

Barquilla

Conocida popularmente como maguey morado, es uno de los remedios tradicionales más populares de la región, esto debido a su peculiar color, a diferencia del aloe vera o la sábila, esta se usa para disminuir el dolor de estómago, además de que también puede funcionar de antiséptica o como desinflamatorio.

Árnica

foto de la flor de árnica
Foto: Kiwilimón

Este es otro de los remedios tradicionales más usados por la población, quizás es uno que ha sido más explotado por las compañías medicinales, el árnica es una pequeña flor amarilla que posee altas propiedades para tratar cuadros inflamatorios, contusiones, esguinces, problemas reumáticos, golpes o hematomas producidos por los mismos.

Manzanilla

Todos alguna vez hemos sido ayudados por los grandes beneficios de la manzanilla, esto por la enorme variedad de beneficios que trae consigo, la manzanilla la puedes usar para infecciones oculares, fiebre, inflamación, espasmos musculares, desórdenes menstruales, insomnio, úlceras, dolores reumáticos y se cree que tiene propiedades que combaten al cáncer.

Stevia

foto de la planta stevia
Foto: Beatriz Robles

El uso de la Stevia es otro de los remedios tradicionales más comunes en nuestro país, además de ser usada como un edulcorante en distintas recetes, la gente también la usa para reducir los niveles de glucosa en pacientes con diabetes, también en tiene propiedades para evitar el daño renal, hepático, hipertensión, obesidad y caída de dientes.

Sábila

La sábila es otra de las plantas que tienen un lugar importante dentro de la medicina naturista de nuestra cultura, es otro de los productos que se han explotado por las grandes propiedades que tienen, desde efectos antifúngicos hasta usos como antisépticos, antivirales, antibacterianos, antiinflamatorios y antioxidantes ya que promueve la regeneración celular.

Romero

foto de la planta romero
Foto: Mapfre

Además de ser un excelente condimento dentro de la cocina mexicana, el romero es otro de los remedios tradicionales de México con distintas propiedades, por lo regular se ocupa para combatir problemas gastrointestinales, dolencias renales, reumas, gota, agotamiento nervioso y la expulsión de distintas secreciones dañinas de la vesícula biliar.

Albahaca

Otro de los remedios favoritos de la población mexicana, la albahaca es una de las plantas que más propiedades curativas cuenta en su haber, se sabe que puede ayudarte para curar la tos, ayuda en el proceso de cicatrización de heridas, problemas de estómago, amigdalitis, estreñimiento, cólicos, ansiedad, insomnio, migraña y distintas picaduras de insectos.

En Karani Art sabemos de la importancia de nuestro legado prehispánico, por eso te hablamos de ellos en nuestros artículos.

Fuentes: Gobierno de México y Kiwilimón

Mapa de la antigua tenochtitlán

La historia del imperio azteca

Considerada como la civilización más importante de Mesoamérica, te contamos acerca del desarrollo de esta cultura.

La historia del imperio azteca no inicia en la zona del valle de México como podríamos creer, el inicio se remonta siglos atrás en la mítica “Aztlán”, una tierra que poseía una riqueza natural inimaginable, su ubicación exacta es desconocida pero los registros indican que podría estar ubicada al noroeste del país, más exacto en la zona de Nayarit.

Los aztecas vivían plácidamente en esa región, hasta que, por órdenes de Huitzilopochtli, deidad más importante del imperio, les dio la orden de abandonar la ciudad y emprender el camino hacia su nuevo hogar, se dice que los aztecas peregrinaron a lo largo de 200 años antes de llegar al valle de México, durante su recorrido conocieron otras grandes ciudades como Tula o Teotihuacán.

También lee: 8 mujeres mexicanas destacadas en la historia

Una vez ubicados en la cuenca de México, los aztecas se encontraron rodeados de distintos señoríos que ya llevaban tiempo habitando esa zona, al verse en una inferioridad numérica en ese momento, decidieron establecerse en un islote en el antiguo lago de Texcoco, en ese islote encontraron un águila sobre un nopal devorando una serpiente, esa era la señal divina que habían estado buscando.

Fundación del imperio azteca
Foto: Milenio

Oficialmente el 13 de marzo de 1325 se considera como la fecha en la que se fundó México-Tenochtitlán, los primeros años no serían fáciles, ya que tenían que volver a construir la ciudad que alguna vez tuvieron, además de rendir tributo periódicamente al señorío de Azcapotzalco por permitirles asentarse, ya establecidos, la ciudad se dividió en 4 barrios: Atzacoalco, Cuepopan, Teopan y Moyotlan.

Los aztecas eran un pueblo guerrero por naturaleza, con el paso de los años fueron mejorando sus fuerzas militares y generando alianzas con los pueblos a su alrededor, fue así cómo se formó la “Triple Alianza” conformada por los aztecas y los señoríos de Texcoco y Tlacopan, con esta alianza, el imperio azteca se quitó el yugo del señorío de Azcapotzalco y comenzó a expandir sus fronteras.

Los aztecas habían establecido una forma de gobierno militar, sus ejércitos poseían una alta preparación al momento de salir a combatir, pero a la vez tenían conocimientos y una preparación espiritual que les permitía concentrarse y mantener la paz en momentos de caos, existían dos clases de guerreros dentro del imperio, los guerreros águila y jaguar.

Guerreros del imperio azteca
Foto: Mistery Planet

La máxima autoridad era el Tlatoani, él se encargaba de dirigir y gobernar a su pueblo, se encargaba de establecer acuerdos entre los miembros de la triple alianza, mantenía una preparación espiritual especial para poder tomar las mejores decisiones y así llevar a su pueblo a la cúspide, siempre procurando cumplir con las exigencias de los dioses.

Los aztecas eran una civilización muy organizada, eran dedicados a su religión la cual era politeísta, es decir, creían en varios dioses, eran excelentes comerciantes, agricultores, artistas, vivían a base de los tributos de los pueblos sometidos, realizaban sacrificios para honrar a sus deidades y vivían en una constante expansión de sus fronteras.

En poco tiempo, habían logrado convertirse en el mayor imperio de las culturas precolombinas, casi todo el valle de México estaba bajo su dominio, existían pequeñas zonas que lograban oponerse al yugo azteca, algunos de estos pueblos eran los Tlaxcaltecas, los Purépechas y los Mixtecas, enemigos que se mantuvieron hasta la caída del imperio.

Dominios del imperio azteca
Foto: Wikiwand

La sociedad azteca estaba conformada de tres clases, la nobleza, la gente común y los esclavos, estos últimos eran producto de las conquistas, cada una de estas clases sociales debía cumplir un rol determinado, ya sean trabajos relacionados con la guerra, la religión o sobre oficios dentro de la ciudad como comerciantes, artistas e incluso el hogar.

Cada uno debía asistir al colegio que le fuera designado, los nobles acudían al calmécac y la gente común al telpochcalli, cabe recalcar que eran una civilización muy machista ya que las mujeres no tenían derecho a la educación y su único rol era trabajar para las labores del hogar, atender a los hombres de la casa y esperar a formar un hogar con otro hombre.

A lo largo del tiempo durante su asentamiento en el antiguo lago de Texcoco existieron 11 tlatoanis, cada uno aportó su conocimiento y sus habilidades militares para que el imperio creciere, a costa de ello se terminaron por hacer de grandes enemigos que estaban a la expectativa de quitarse el dominio azteca y cobrar venganza contra ellos.

Hacía 1519, Hernán Cortés llegaba a las costas de Veracruz en la búsqueda de reclamar las tierras mexicanas a nombre del imperio español, con este acto comenzaba la conquista de nuestro país la cual duraría 2 años hasta 1521 cuando los españoles lograron consumir la conquista y terminar con el dominio mexica para dar paso a una nueva etapa de nuestra historia, la colonia.

En Karani Art sabemos de la importancia de nuestra historia, por eso te platicamos un poco acerca de ella y la homenajeamos con nuestras playeras.

Fuentes: INAH, Arqueología Mexicana y Enciclopedia de Historia.

Códice Mendocino

Los 8 presagios funestos que guiaron a la caída de Tenochtitlán.

Mucho antes de la llegada de los españoles a nuestro país, Moctezuma II se preocupó por algunas señales divinas que se estaban presentando, los llamados presagios funestos.

A inicios del siglo XVI, los aztecas gozaban de una época de plenitud absoluta, dominaban casi toda la planicie central de nuestro país, los pueblos conquistados rendían tributo a sus conquistadores, los esclavos trabajaban en las labores más duras del imperio, la población había aumentado considerablemente y solamente mantenían enemistades con los Tlaxcaltecas y los Purépechas.

También lee: La educación en la antigua Tenochtitlán

En esos años de prosperidad, el emperador que se encontraba a la cabeza del imperio era Moctezuma Xocoyotzin, mejor conocido como Moctezuma II, si bien es cierto que el imperio poseía cierta estabilidad, la relación entre gobernantes y gobernados se comenzaba a fragmentar ya que se había iniciado un distanciamiento entre ambas partes.

Los antiguos habitantes de Tenochtitlán se encontraban molestos con su gobernante, quien al asumir el poder decretó que los habitantes ya no podían verlo a los ojos, además de que se debía guardar un estricto protocolo en la presencia del emperador, esto molestó notablemente a sus habitantes, estas pueden considerarse los primeros problemas de cara a la caída del imperio.

Centro de México - Tenochtitlán
Foto: BBC

Durante el mandato de Moctezuma, se comenzaron a presentar diferentes sucesos que lo inquietaban y lo ponían nervioso sobre lo que pudiera suceder en un futuro cercano, al ser un hombre altamente religioso, acudió con los sacerdotes del imperio para consultar qué estaba pasando, hoy en día se les conocen a estos eventos como los 8 presagios funestos.

Primer Presagio: Un cometa en el cielo

Diez años antes de la llegada de los conquistadores a nuestro país, se presentó el primer presagio funesto, un cometa atravesaba el cielo del valle de México, para los aztecas esto era una señal de mal augurio o un descontento de los dioses, los aztecas relataban que tenía forma de una espiga de fuego, de una aurora, como si el cielo estuviera punzando y a su vez arrojaba fuego.

Segundo presagio: El incendio en el templo de Huitzilopochtli

Ubicado en la parte alta del templo mayor, se encontraba la casa en donde se le rendía honor a Huitzilopochtli “Dios de la guerra”, en un día cualquiera dentro de la ciudad sucedió el segundo presagio funesto, iniciado de la nada se presentó un incendio dentro del templo que consumía todo a su alrededor, al arrojarle agua para sofocar las llamas se hacían mucho más fuertes, al final no quedó nada.

Incendio en el templo de Huitzilopochtli
Foto: Journals

Tercer presagio: El rayo silencioso

El tercer presagio funesto se dio cuando en una tarde caía sobre la ciudad una lluvia muy ligera, no había posibilidades de una tormenta eléctrica o algo de qué preocuparse, de repente en el templo de Xiuhtecuhtli cayó un sorprendente rayo que causó un gran impacto en el templo, ese rayo tenía la capacidad de matar a un hombre, lo sorprendente fue que no generó estruendo teniendo tal magnitud.

Cuarto presagio: La lluvia de fuego

A diferencia del primer presagio, el cuarto de los presagios funestos causo mucho más temor y terror dentro de los habitantes de Tenochtitlán, los relatos indican de la caída de una estrella de fuego, se iba fragmentando poco a poco hasta que bañó el cielo con sus abrumadoras llamas, el miedo rodeaba el entorno del emperador azteca.

Quinto presagio: El lago hirviente

Como si se tratara de un castigo de los dioses, en el quinto presagio funesto, el antiguo lago de Texcoco que rodeaba la capital del imperio comenzó a hervir de manera brutal y les arrebató la vida a varios pobladores, por si fuera poco, las aguas del mismo comenzaron a agitarse de una manera muy violenta y destruyeron varias casas que estaban a su alrededor.

Perspectiva de la capital del imperio azteca
Foto: Estado del Tiempo

Sexto presagio: El llanto de Cihuacoatl

Considerado como el origen la leyenda de “La Llorona”, en las faldas del lago por las noches aparecía una mujer de piel blanca que gritaba “Hijos míos, ya vienen”, “Ay mis hijos, a dónde iremos” y “Hijitos míos, ya tenemos que irnos lejos”. Esto como referencia a la llegada de Hernán Cortez a nuestro país y a la colonización por parte de los españoles.

Séptimo presagio: El ave de los espejos

Un día, unos pescadores habían capturado un ave de forma extraña, parecía que tenía un espejo sobre su cabeza, dada su rareza se la llevaron al emperador, este al mirar a través de espejo y ver a los ojos a dicha ave se dice que pudo observar a los españoles llegar a nuestro país montados en sus caballos, el séptimo de los presagios funestos marcaba el inicio del fin.

Octavo presagio: Aparición de criaturas deformes

Los relatos cuentan que el último presagio que se dio antes de conocer a los conquistadores en persona fue la aparición de personas deformes, criaturas con 2 cabezas, 4 manos, 3 ojos aparecían en los alrededores de Tenochtitlán, obviamente eran capturadas y presentadas a Moctezuma, luego de que este las mirara desaparecían sin dejar rastro alguno.

Luego de todos estos extraños eventos, Hernán Cortez entró con sus tropas a la capital del imperio azteca, atemorizado por dichos sucesos, Moctezuma II confundió la llegada de los españoles con el regreso de Quetzalcóatl, el resto es historia y tal como se había predicho sucedió la caída del imperio azteca.

En Karani Art sabemos de la importancia de nuestra historia, por eso te traemos este magnífico relato de nuestra cultura.

Fuentes: Matador Network y “La visión de los vencidos” de Miguel León Portilla.

Ciudad de Tenochtitlán

La educación en la antigua Tenochtitlán

La enseñanza de conocimiento era un elemento fundamental en la formación de los antiguos pobladores aztecas en la ciudad de Tenochtitlán.

Si algo caracterizaba a los Aztecas, era su dedicación a la enseñanza, sea del origen de que hayas provenido, en el antiguo México-Tenochtitlán existían diferentes escuelas para los diferentes grupos sociales que habitaban en el antiguo lago de Texcoco, dependiendo a donde fueras mandado, era la educación que recibirías para tu formación.

También lee: Grandes músicos mexicanos: José José, Juan Gabriel y Luis Miguel

La educación en el imperio azteca constaba de dos etapas, durante los primeros años de la niñez, los padres eran los encargados de llevar a cabo las primeras enseñanzas, el padre se encargaba de la educación de los niños y la madre se encargaba de las niñas, una vez cumplidos los primeros 15 años de vida, era cuando podían asistir a la escuela.

A la llegada de los españoles a nuestro país, los conquistadores se quedaron asombrados por la manera de impartir clases y sobre todo por la disciplina que tenían los jóvenes tenochcas, los aztecas creían que los niños eran un regalo de los dioses, que habían sido moldeados por ellos mismos con la finalidad de alcanzar una sabiduría y un corazón pleno.

Se decía que los niños recién nacidos estaban predestinados, como muestra de ello eran los rituales que se les hacían desde pequeños, al primer año de vida debían pasar por su primer baño de agua helada, si lograban tolerarlo significaba que serían grandes guerreros o mandatarios del imperio, en caso de que lloraran, su destino era tener otros oficios dentro de la sociedad.

El telpochcalli

En la sociedad azteca existían dos clases de escuelas, los hijos del pueblo en general, los únicos que no acudían eran los hijos de los nobles, de los sacerdotes y de los grandes guerreros, ellos acudían al calmécac, pero eso lo abordaremos más adelante. A partir de los 15 años, los jóvenes varones asistían a sus primeras clases para aprender algún oficio o el arte de la guerra.

Familias aztecas
Foto: Muy Interesante

Era tal la calidad de esta escuela que los sabios consideraban que una vez que egresan de ella, estabas listo para formar una familia y establecer un matrimonio, la sociedad azteca estaba dividida en distintos barrios llamados “Calpullis”, en cada uno de estos Calpullis existía un telpochcalli, la razón por la que se dividía la educación era por las especializaciones que se daban en ella.

El Calmécac

En esta institución la educación era totalmente diferente a la que recibían los jóvenes en el telpochcalli, aquí se educaba y entrenaba a los futuros sacerdotes, maestros, guerreros de élite y futuros gobernantes del imperio, ellos recibían lecciones de historia, astronomía, medicina, música, religión, filosofía, economía, valores morales entre otras lecciones.

Dada su posición acomodada, la exigencia era el doble, los jóvenes que asistían debían acudir en ayunos, hacían penitencia y auto mutilaciones con puntas de maguey, sus ropas debían ser mucho más ligeras para tolerar el frío, decían que todo este proceso ayudaba a forjar el carácter, esto por la idea de formar hombres de bien, nobles de corazón y justos de espíritu.

Códice sobre los calmécac
Foto: Revista Souvenir

En ambos colegios existían distintos profesores llamados “Temachtianis”, ellos eran los encargados de llevar a cabo la tarea educativa en las diferentes escuelas, podríamos considerarlos los maestros sabios, tenían que iluminar la mente de los rostros ajenos, abrirles los ojos a aquellos jóvenes que eran el futuro del imperio, estos maestros debían ser sensatos y cuidadosos para que los alumnos fueran igual.

Es importante mencionar que, desde aquellas épocas, la educación con las mujeres solía ser muy machista, las niñas no acudían a los colegios a los que solían ir todos los hombres de su edad, desde pequeñas las niñas eran educadas para servir a las tareas del hogar como lo eran la comida, el aseo, atender a los sacerdotes, prácticamente su rol principal era la servidumbre.

A pesar de ello, las mujeres tampoco se salvaban de los severos castigos que solían aplicarse, si las mujeres llegaban a ser flojas, coquetas, desobedientes, chismosas o rebeldes, eran aprendidas al igual que los hombres, en ocasiones se les cortaba el cabello que las exhibía por meses o eran obligadas a barrer la calle, lo que significaba una deshonra muy grande para la sociedad.

Foto: Matador Network

Podemos ver que en el Calmécac la educación era de una corriente más intelectual, mientras que en el Telpochcalli se preocupaban por el desarrollo de las habilidades de los jóvenes para la guerra, la caza, el arte u otros oficios que existieran en la sociedad mexica, aunque lo llegaran a negar o justificar, la educación estaba sumamente marcada por la división de clases sociales.

La idea principal de estos modos de educación era evitar que la población se descontrolaba, buscaban tener una ciudadanía sumamente disciplinada, apta para defenderse en caso de una invasión, ya que como es sabido los aztecas eran una clase guerrera por excelencia y no se iban a permitir ser sometidos por las demás tribus que existían a su alrededor.

En Karani Art recordamos los orígenes de nuestra cultura, por eso te traemos este artículo para que conozcas más a detalle acerca de los aztecas.

Fuente: Mexicanismo y Universidad de Michoacán de San Nicolás de Hidalgo