Antiguos dioses mexicanos

Dioses de la mitología azteca

Los mexicas eran conocidos por ser una cultura politeísta, hoy recordamos algunos de los dioses más importantes.

Los Aztecas fueron una de las civilizaciones con más impacto en toda Mesoamérica, no por nada fueron el imperio más próspero en nuestro país, los mexicas eran conocidos por ser un pueblo totalmente guerrero, disciplinados en todos sus estratos sociales, inteligentes al momento de entablar relaciones diplomáticas y unos genios a la hora de la guerra.

También lee: Inicios de la Lucha Libre en México

La ciudad de Tenochtitlán era el epicentro de tal civilización, sembrada en un islote en medio del antiguo lago de Texcoco y conectado con tres grandes calzadas que daban salida al valle de México, los aztecas eran conocidos por sus grandes habilidades al momento de asentarse en aquella región y por el papel que tenía la religión en su vida diaria y en la toma de decisiones importantes.

Originarios del mítico lugar de Aztlán cuya ubicación sigue siendo desconocida para nosotros hasta estos días, los aztecas emprendieron una larga caminata rumbo a su nuevo hogar, se dice que peregrinaron a lo largo de casi 210 años, por indicaciones de Huitzilopochtli, los mexicas tenían que encontrar un águila parada sobre un nopal que estuviera devorando una serpiente.

Tal era el impacto que tenía la religión en la cultura mexica que, al momento de asentarse en su nuevo hogar, en el centro de la ciudad, se erigieron monumentos que rendían culto a distintos dioses, nos referimos al templo mayor, con el paso del tiempo se construía un nuevo templo por encima del otro que era dedicado a un nuevo dios, por eso ahora les traemos los dioses más importantes de la mitología azteca.

Ometecuhtli y Omecihuatl – Dioses de la creación

Antes de la creación del hombre, mucho antes de la creación de la tierra, podríamos hablar que no existía nada en el universo, solo se encontraban dos entes que se dedicaban a crear seres a su propia voluntad, una pareja que representaba la dualidad en el universo, estos dos dioses fueron encargados de crear todo lo que conocemos, los padres de todos los dioses subsecuentes.

Huitzilopochtli – Dios de la guerra

Probablemente el dios más importante de toda la cultura azteca, Huitzilopochtli era considerado el dios de la guerra, nacido del vientre de Coatlicue y que despedazo a los hermanos que querían matar a su madre, este ser divino fue el encargado de guiar a los mexicas en su camino hacia la tierra prometida, era muy conocido ya que poseía un escudo con plumas y empuñaba una espada en forma de una serpiente de fuego.

Huitzilopochtli

Foto: Muy Interesante

Quetzalcóatl – Dios del viento

En su largo caminar rumbo al valle de México, los aztecas hicieron dos paradas muy importantes, la primera en la antigua ciudad de Tula y la segunda en la abandonada ciudad de Teotihuacán, los aztecas conocieron la existencia de la serpiente emplumada y lo adoptaron como dios, esperando fervientemente su regreso para guiarlos a la gloria eterna con su inmensa sabiduría.

Tezcatlipoca – Dios del cielo y de la tierra

Quizás el dios más temido y a la vez el más venerado, Tezcatlipoca “el del espejo humeante” era un ser divino con un inmenso poder que brindaba prosperidad, riquezas o provocaba guerras y discordias a su antojo, considerado uno de los dioses encargados de crear al hombre, tenía la habilidad de hacerse invisible y vagar por distintos mundos haciendo lo que quisiera.

Tláloc – Dios de la lluvia

Encargado de proveer el vital líquido a la humanidad, señor de los truenos y parte fundamental para el desarrollo de las cosechas, Tláloc era uno de los dioses a los cuales se le tenía un respeto altísimo, cada temporada de cosechas se le ofrecían distintos sacrificios en su honor para asegurar las lluvias y que el agua que estaba alrededor de la ciudad no generara destrozos en la ciudad.

Tláloc

Foto: Mas México

Coatlicue – Diosa de la fertilidad

Luego de la creación del universo, Coatlicue fue la encargada de dar a luz a todos los dioses del panteón azteca, diosa de la fertilidad y madre de toda la tierra, “la de la falda de serpientes” era venerada por los aztecas debido a que consideraban que ellos mismos habían nacido de ella, las mujeres eran las que le rendían más culto cuando buscaban formar una familia.

Mictlantecuhtli – Dios de la muerte

Señor del inframundo y de las sombras, Mictlantecuhtli era el encargado de guiar y cuidar a las almas que habían dejado la tierra y que habían emprendido el camino rumbo al mictlán, el inframundo para los aztecas, lugar que no es similar al infierno, recordemos que los aztecas creían que la vida continuaba en otro plano existencial del cual el dios de la muerte era el encargado.

Mictlantecuhtli

Foto: INAH


Existían infinidad de dioses dentro de la civilización azteca, para cada situación, cosa o evento, para casi todo tenían dioses que se les veneraba por igual.

En Karani Art sabemos de la importancia de nuestros orígenes, por eso en nuestras playeras ilustramos a los dioses de nuestros antepasados.

Fuentes: México Desconocido, Matador Network y Gobierno de México

Inicios de la lucha en México

Inicios de la Lucha Libre en México

La lucha libre es un deporte emblemático dentro de nuestro país, hoy te contamos los orígenes de tan peculiar práctica.

Hay varios elementos que identifican a México con respecto al resto del mundo, la música, la comida, la gente, el tequila entre otras cosas, una de ellas es la lucha libre, un deporte practicado desde hace ya muchos años y que siempre se ha robado las miradas del público por sus increíbles piruetas, sus llaves mortales y el colorido de sus máscaras.

También lee: Grandes músicos mexicanos: Pedro Infante, Jorge Negrete y Javier Solís

Considerado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Ciudad de México, la lucha libre mexicana surgió a principios de 1930, en una mezcla del wrestling estadounidense y la lucha grecorromana traída tras la segunda intervención francesa, se dieron las primeras funciones en los teatros de la ciudad, fue en 1933 cuando se fundó la “Empresa mexicana de lucha libre”, es aquí donde se empezaba a escribir historia.

El Santo y Blue Demón

Foto: W Radio

De acuerdo con diversos autores, la lucha libre mexicana comenzó a prosperar debido a la aparición de diversos inventos como lo fueron la radio, el cine y la televisión, fue entre 1940 y 1970 que se empezaban a formar los primeros iconos populares entre la gente, aquellos que eran aclamados por el público en cada una de sus funciones, eran amados por toda la ciudadanía.

La lucha libre es totalmente un circo de tres pistas con maroma y teatro incluido, en ella podemos ver grandes acrobacias que parecen imposibles pero que estos hombres y mujeres lo hacen ver tan fácil, considerado el segundo deporte más importante después del fútbol, nuestra lucha libre tiene una proyección internacional muy importante que es aclamada en otras regiones del mundo.

Las peleas tienen un estilo muy definido, dentro de ella podemos ver diferente clase de duelos:

  • Uno contra uno (mano a mano o máscara vs cabellera)
  • Dos contra dos (relevos sencillos)
  • Tres contra tres (relevos australianos)

Estas peleas las podemos disfrutar en tres tiempos, las famosas “tres caídas” en donde no hay un límite de tiempo y que culminan cuando el rival logra la rendición de su oponente.

Como en todos los deportes de combate, se encuentra un réferi que se encarga de ir llevando el combate, una de las maneras de ganar en una caída es cuando uno de los luchadores logra poner a su rival en espalda plana sobre el cuadrilátero y lo mantiene así durante tres segundos, los cuales son contados por el réferi mientras da golpes en la lona.

Dentro de la lucha libre existen dos bandos que viven en una eterna rivalidad y que son amados u odiados por el espectador, nos referimos a los rudos y los técnicos. Los técnicos son usualmente relacionados como los buenos ya que siguen a la par las reglas establecidas, por otro lado, los rudos son considerados los villanos, ya que usan cualquier artimaña para llevarse la pelea.

Las funciones de lucha libre en nuestro país son todo un espectáculo que se roba la atención del público, en ella se llegan a usar diferentes recursos para atraer la atención, atuendos extravagantes, grandes escenografías, luces coloridas, grandes entradas musicales, llaves, contra llaves, lances impresionantes, pero sobre todo una gran actitud para salir a ganar el encuentro.

Arena México

Foto: Esto

En la arena de combate podemos ver un ambiente muy intenso por parte del público, las luchas sirven como válvula de escape de todo lo que viven los ciudadanos, porras, tambores, gritos, abucheos, chiflidos e incluso mentadas de madre es lo que llena de vida y euforia a estas funciones, con ello la gente se divierte y se entretiene, es una olla de pasiones.

Este aclamado deporte no se puede entender sin las famosísimas máscaras, llenas de color y que son un objeto que representa nuestra cultura, rodeadas de misterio sobre el verdadero rostro del luchador, se vive una dualidad que acompaña al hombre que la porta, se trata de dos personas totalmente distintas que le tienen mucho respeto y que valoran demasiado aquella prenda sobre su rostro.

La Arena México es considerada el templo de la lucha libre en nuestro país, este recinto ha visto ganar y caer a grandes leyendas, ha visto los mejores enfrentamientos en la historia del deporte, en ella se han perdido máscaras, cabelleras, campeonatos, en fin, ha visto infinidad de enfrentamientos, en sus inicios tenía un aforo de 4 mil espectadores, actualmente es de 17 mil personas.

Otros grandes recintos que existen en nuestro país son:

  • La Arena Puebla fundada en 1953.
  • Coliseo de Guadalajara fundado a finales de los años 50 ‘s.
  • Arena Coliseo, mejor conocido como “El embudo de la lagunilla”.
Máscaras de luchadores

Foto: Red Capital MX

En México existen dos compañías que se encargan de llevar a cabo las funciones, la CMLL que es la empresa más antigua de lucha y la Triple A, que ha ido tomando relevancia con el paso de los años, sin lugar a dudas la lucha es un elemento cultural dentro de nuestra historia que no solo se ha plasmado en combates, comics, animaciones e inclusive canciones demuestran lo importante que es.

En Karani Art sabemos de la importancia de la lucha libre en nuestro país, por eso en nuestras playeras homenajeamos a aquellos enmascarados que nos hacen vibrar cada vez que saltan del ring.

Fuentes: México Desconocido, CNN y Matador Network.

Pedro Infante y Jorge Negrete

Grandes músicos mexicanos: Pedro Infante, Jorge Negrete y Javier Solís

La música regional mexicana ha tenido grandes exponentes dentro del género, hoy te traemos algunos de ellos.

Sin lugar a dudas, la música es uno de los elementos más importantes dentro de nuestra vida, sin ella quizás nuestro día con día sería mucho más aburrido, la música es lo que le da color a todo lo que vivimos, con ella podemos decir infinidad de ideas que a veces por una u otra razón las palabras normales no nos permiten expresar lo que queremos.

También lee: La historia del Chapulín Colorado

La música regional mexicana no solo es aclamada por la gente de nuestra tierra, sino que es reconocida a nivel mundial, en Latinoamérica, Estados Unidos, Europa e inclusive en algunas regiones de Asia saben de su existencia, casi siempre acompañada de elementos mexicanos como el tequila o el sombrero de charro, pero siempre respetada, hoy te hablaremos de algunos de sus exponentes más importantes.

Javier Solís

Gabriel Siria Levario, mejor conocido como “Javier Solís” nació el 1 de septiembre de 1931 en la Ciudad de México, oficialmente los registros indican que nació en la capital del país, pero la biografía publicada por la disquera CBS menciona que el actor y cantante mexicano es originario de nogales, Sonora, a pesar de ello Javier llevó toda su vida creciendo en el barrio de Tacubaya.

Javier Solís

Foto: Mas México

Javier no tuvo una vida fácil como todos podrían pensarlo, fue el primero de tres hijos, hijo de Francisco Sirio Mora y Juana Levario Plata, el pequeño fue dejado en la casa de sus tíos Valentín Levario Plata y Ángela López Martínez en 1932, debido a que su padre abandonó a su familia y su madre tenía un puesto en un mercado público pero que por el trabajo que le demandaba, no podía cuidar al recién nacido.

Desde pequeño siempre se le vinculó con la música, fue cuando David Lara Ríos se dio cuenta de su talento y tomó la decisión de pagarle clases de canto con el maestro Noé Quintero, famoso vocalizador de otros cantantes de la época, poco a poco se daba a conocer el talento de Javier, iniciando su carrera musical en restaurantes, el talentoso cantante mexicano iba tomando relevancia en el medio.

Fue en 1950 cuando grabó sus primeras producciones musicales, canciones como “Punto negro”, “Tómate esa copa” y “Te voy a dar mi corazón” fueron las que daban inicio a la exitosa carrera de Javier Solís, con el paso del tiempo y por su incomparable voz, se ganó el apodo del “Rey del bolero ranchero” y con ello el cariño de todo el público.

La carrera de Javier iba en un ascenso meteórico, al principio surgían comparaciones con el recién fallecido Pedro Infante, pero supo hacerse de un espacio y un nombre propio dentro del medio, luego de ganarse el reconocimiento en el medio musical, decidió incursionar en la actuación y apareció en películas como: “Juan Pistolas”, “Escuela para solteros” y “Un tipo a todo dar”.

Lamentablemente la vida no le dio para tener una carrera mucho más próspera, en 1966 Solís fue hospitalizado en el hospital Santa Elena para hacerse una operación de la vesícula biliar, pero al final tuvo complicaciones y falleció a causa de un fallo cardíaco, muchos rumores existen acerca de su muerte ya que se hablan de 4 posibles causas, pero sin lugar a dudas el legado que dejó será eterno.

Jorge Negrete

Jorge Alberto Negrete Moreno, nació el 30 de noviembre de 1930 en Guanajuato, Jorge fue un aclamado cantante y actor mexicano durante la época de oro del cine mexicano, recordado por su tradicional vestimenta charra, el cantante tuvo un enorme impacto en nuestra cultura, recordado también por el gremio actoral ya que fundó la asociación nacional de actores (ANDA).

Jorge Negrete

Foto: IMER

Negrete fue un de 5 hijos formado en el matrimonio de sus padres, tuvo una educación muy disciplinada ya que su padre fue militar y desde pequeño tuvo una educación de ese corte, ingresó al Colegio Alemán en donde aprendió alemán, francés, inglés e italiano, posteriormente estudió en el Heroico Colegio Militar y se graduó como teniente de caballería.

El destacado músico en 1931 solicitó licencia al ejército mexicano para poder dedicarse completamente a la música, bajo la enseñanza de José Pierson, Negrete comenzó su carrera como cantante en distintas radiodifusoras, ya sea cantando baladas románticas o canciones de otros autores, pero ya comenzaba a llamar la atención del público.

En 1937 inició su incursión dentro de la pantalla grande, ya sea en el cine nacional o en algunas producciones de Hollywood, Negrete se robaba los reflectores por su presencia, algunas de las películas que filmó fueron: “¡Ay Jalisco, no te rajes!”, “Lluvia roja” y la emblemática “Dos tipos de cuidado” junto a Pedro Infante, durante este tiempo, Jorge se casó con el símbolo del cine mexicano, María Félix.

El 5 de diciembre de 1953, Jorge Negrete falleció a causa de una hepatitis C que había contraído en su juventud y que con la ajetreada vida que en ese entonces estaba llevando, le terminó por causar complicaciones, más de 10,000 personas se congregaron para recibir su cuerpo, el día de su muerte fue considerado luto nacional y se guardaban 5 minutos de silencio en los cines por su partida.

Pedro Infante

Pedro Infante Cruz nació el 18 de noviembre de 1917 en la ciudad de Mazatlán, Sinaloa, es considerado uno de los iconos más grandes de la música ranchera de nuestro país, tuvo apariciones en más de 60 películas y grabó aproximadamente 314 canciones, fue reconocido a nivel internacional, tanto así que se llevó el globo de oro, otorgado por la prensa de Hollywood.

Pedro Infante

Foto: Excélsior

Pedro tampoco llevó una vida fácil en sus inicios, fue el cuarto de 15 hermanos y estudió hasta el cuarto año de primaria, esto debido a que era el grado máximo que los estudiantes podían lograr en su localidad, a muy temprana edad y por las necesidades de su familia, el joven infante comenzó a trabajar, al poco tiempo su familia se mudó a la ciudad de Guamúchil.

Debido a que su padre era maestro de música, esa influencia que había estado presente desde su niñez fue tomando relevancia con el paso del tiempo, dadas sus cualidades, Pedro formó una pequeña banda llamada “La Rabia” con la que se hizo conocido a nivel local, su primera esposa Guadalupe López, le pidió que fueran a la capital a probar suerte, dado que ya era conocido en toda Sinaloa.

Era tal la popularidad que venía arrastrando, que las radiodifusoras fueron las que le dieron una oportunidad de dar a conocerse a nivel nacional, las canciones más destacadas con las que se le recuerdan son: “Amorcito corazón”, “Cien años”, “Paloma querida” y una versión de “Las mañanitas” que se robó el corazón de todo un país.

Pedro era considerado un icono nacional, su participación en varias películas en la época de oro del cine mexicano exponenció aún más su carrera dentro del medio, cintas como: “Pepe el toro”, “Nosotros los pobres, “Ustedes los ricos”, “A toda máquina” y “Los tres huastecos” es como el ‘Ídolo de México’ era amado por todos.

El 15 de abril de 1957 en la ciudad de Mérida, Yucatán el famoso cantante había despegado un avión de uso militar que ya había sido retirado pero que se mantenía para uso de civiles, momentos después de esto el avión se estrellara y el célebre personaje perdería la vida a causa de este accidente, hoy en día se recuerda cada año esa fecha y mucha gente acude al panteón en su honor.

En Karani Art recordamos a aquellos músicos que hacen más amenos nuestros días, recordándoles con mucho cariño y respeto.

Fuente: Biografías y vidas

El escudo del Chapulín Colorado

La historia del Chapulín Colorado

Sin lugar a dudas, el personaje del Chapulín Colorado marcó época, no solo en nuestro país, sino en el mundo.

Más ágil que una tortuga, más fuerte que un ratón, más noble que una lechuga, su escudo es un corazón, él es el Chapulín Colorado, así era como siempre se nos presentaba a uno de los personajes cómicos más emblemáticos en nuestra historia, salido de la imaginación de Roberto Gómez Bolaños ‘Chespirito’, este personaje fue uno de los súper héroes originario de nuestro país.

También lee: Leyendas mexicanas parte 1: El nahual

El personaje del Chapulín surgió de la mente de ‘Chespirito’, creador de otros grandes personajes como “El Chavo”, “El doctor chapatín” y “Chaparrón Bonaparte”, el actor, dramaturgo, comediante, escritor, guionista, dibujante, compositor musical, productor y director de televisión estaba consciente de la falta de héroes nacidos en nuestro país, es por eso que se dio a la tarea de crear uno.

El Chapulín es un héroe bastante peculiar y diferente a todos los demás, no cuenta con algún súper poder, no tiene súper fuerza, súper velocidad o una súper inteligencia, a decir verdad, es bastante torpe y a veces algo temeroso, pero a pesar de ello saca la valentía que se requiere para enfrentarse a sus rivales con tal de poner a salvo a la gente que lo necesita.

Chespirito en grabaciones

Foto: ABC

A palabras del mismo Chespirito:

“El heroísmo no consiste en tener falta de miedo, sino de superarlo aquellos como Batman, Superman no tienen miedo son todo poderosos, no pueden tener miedo. El Chapulín Colorado se muere de miedo, es torpe, débil tonto, etc. Y consciente de ello se enfrenta al problema y ese es un héroe”

Entrevista de Jorge Guinzburg

Ya hablando de los orígenes del personaje, su nombre completo es Chapulín Colorado Lane, hijo del entomólogo Pantaleón Colorado y Roto y de Luisa Lane, su padre decidió por ese nombre ya que estaba fascinado por los insectos, en un sombrero coloco los nombres de 4 insectos y al azar sacó uno, para su fortuna fue el del chapulín ya que los otros tres eran gorgojo, libélula y escarabajo.

La gente siempre se preguntaba cuál era su origen de tan peculiar nombre, sobre todo el de su padre, recordemos que el chapulín era primo segundo de Juan Colorado y sobrino nieto de Chucho el roto, de allí tan sorprendente origen, el joven chapulín realizó sus estudios en el Instituto México, pero solo llegó al segundo año de la secundaria.

El Chapulín en escena

Foto: Capital México

En su breve paso escolar, conoció a Tripaseca quién se volvería su amigo, pero con el tiempo tomarían caminos totalmente diferentes, el chapulín optó por el camino del heroísmo mientras que Tripaseca decidió ir por el camino de la maldad, a la postre se volverían a encontrar y se enfrentarían, dejando de lado la amistad que había cultivado años atrás.

Cuando no está en su papel de héroe, el chapulín hace todo lo posible para vestirse como una persona común y corriente para poder realizar sus actividades cotidianas sin poder ser reconocido, entre los atuendos que usa se encuentra un bigote falso y unos lentes, los cuales debe conectarlos a una toma de energía eléctrica ya que son lentes de contacto.

Las personas aman al chapulín, siempre que se ven inmiscuidas en algún problema, bajo el grito de “Oh, ahora ¿Quién podrá defendernos?” aparece el héroe que todos necesitan, a pesar de que se caiga, golpee con todo lo que se encuentre a su paso, se le olviden los refranes o que a veces no demuestra mucha inteligencia, el chapulín siempre encuentra forma de salvar el día.

Caracterizado con su típico leotardo rojo, su trusa amarilla, un corazón amarillo en el pecho con las siglas de su nombre, es como podemos identificarlo, además de ello posee unas antenitas de vinil que lo alertan de cualquier presencia enemiga que está cerca, su chipote chillón con el que golpea a todo el que se le ponga enfrente y que con un silbido puede llamarlo de donde sea.

El Chapulín colorado

Foto: TVyNovelas

Otras armas que tiene en repertorio son sus famosas pastillas de chiquitolina con las que puede acceder a los lugares más recónditos de la tierra y su sorprendente chicharra paralizadora, con un solo toque puede dejar inmóviles a sus rivales para atacarlos y con dos toques volverlos a la normalidad, además de todo esto posee otras habilidades como grandes reflejos o que es plurilingüe.

Los villanos nunca cuentan con su astucia, algunas personas se aprovechan de su nobleza, el siempre sospecha de las cosas desde un inicio ya que todo lo tiene contemplado desde un inicio, pareciera que no, pero todos sus movimientos están fríamente calculados, hace todo lo posible para que no panda el cúnico, pero sobre todo siempre lo seguirán los buenos.

La primera aparición del Chapulín Colorado fue en el programa de “Los súper genios de la mesa cuadrada” en 1970, la idea original era que alguien más personificara al personaje, pero al final de cuentas fue ‘Chespirito’ quién le dio vida, el traje iba a ser verde y su nombre iba a ser el Chapulín Justiciero, con ello nacía la leyenda y le hito de uno de los súper héroes más recordados de nuestro país.

En Karani Art reconocemos la labor de este icónico personaje y como homenaje lo hemos plasmado en distintas de nuestras playeras, para así nunca olvidarlo.
playera-Chapulin-Calavera-h-f1

Fuentes: Chespirito Fandom y El Chapulín Colorado

Posible figura de un nahual

Leyendas mexicanas parte 1: El nahual

Considerado una criatura fantástica de nuestro país, el misterio que existe alrededor del nahual no deja de sorprendernos día con día.

La leyenda sobre los nahuales es uno de los mitos más antiguos que existen en nuestro país, contado por nuestros abuelos y por los abuelos de nuestros abuelos, el misterio que hay alrededor de este espécimen se ha ido deformando con el paso de los años, existen varias versiones sobre él, hoy te platicaremos todo lo que se sabe acerca de este peculiar mito.

También lee: Juguetes clásicos de nuestra infancia

Existen varias versiones, una de ellas es que se trata del espíritu de un animal que nos acompaña a lo largo de nuestra vida y que se encarga de protegernos, como si se tratara de un ángel de la guarda, que va cuidando cada uno de nuestros pasos, otros lo describen como un ser maligno en forma de perro o lobo que se alimenta de nuestra sangre para mantenerse con vida.

Para poder entender un poco acerca de los nahuales, debemos remontarnos a los tiempos prehispánicos, en el México antiguo existieron una infinidad de brujos, chamanes, hechiceros, curanderos y nahuales, casi todos los pueblos poseían un nahual entre sus pobladores, de hecho, en náhuatl significa “lo que es mi vestidura o piel” que refiere a su habilidad de convertirse en mitad hombre y mitad animal.

El dios Tezcatlipoca

Foto: Wikipedia

El nahual era considerado un hechicero y entraba en el grupo de los tlacatecolotl que significa “hombres búhos” y que solamente podían hacer uso de sus poderes durante la noche, la existencia de los nahuales era tal que habitaban desde el sur del país hasta las planicies del sur de Estados Unidos, todas las tribus sabían de la existencia de estos seres.

Se creía que, si un hombre llegaba a conocer su espíritu animal o nahual, este adquiere la habilidad de poder curar a la gente con sus habilidades, inclusive tendría la capacidad de hacer uso de la magia, algunos registros antiguos señalan que la gente los relacionaba como hombres-lobo, pero también han sido relacionados con otras especies como jaguares, águilas, coyotes o tecolotes.

Dadas las habilidades que poseían estos entes, se decía que eran protegidos por el dios Tezcatlipoca “El señor de la noche”, la leyenda original nos dice que los nahuales podían desprenderse de su piel humana para transformarse en estas criaturas, inclusive hay relatos de la época colonial que durante la conquista los españoles llegaron a matar animales y que al amanecer aparecían como hombres.

Transformación de un nahual

Foto: México Primero

Existen otros relatos que indican que el chamán desaparece a voluntad y que encarna su espíritu en un animal existente, con esto le era más fácil mantenerse con vida, se rumora que para poder vencer a un nahual era necesario seguirlo hasta donde iniciara su proceso de transformación y deshacerse de su cuerpo original, con ello no podría volver a la normalidad y moriría.

Con la llegada de los españoles a nuestro país, se dice que el papel de los nahuales cambio totalmente, por una parte, eran perseguidos por la santa inquisición ya que eran relacionados con el diablo y se trataba de acabar con cualquier rastro o parentesco que existiera con las deidades mexicanas de los pueblos indígenas.

Otras versiones cuentan que, en algunas regiones de México, los nahuales llegaron a trabajar junto con los españoles para acabar con otros nahuales que protegían a los pueblos originarios y así mantenerse con vida ante la amenaza que representaba en ese entonces la iglesia católica, existen pasajes acerca de estos personajes que se han ido perdiendo o que se adaptan según la región donde te encuentres.

Por ejemplo, se dice que en el sur de la Ciudad de México existe un importante número de nahuales distribuidos en distintas alcaldías como lo son Xochimilco y Milpa Alta, se rumora que en estas demarcaciones los nahuales rondan por las noches ya sea como burros, perros, toros o caballos, por lo general hacen esto ya que es una habilidad que les fue heredada.

Forma de un nahual

Foto: De Peso Yucatán

Otras versiones aseguran que aparece un hombre en forma de catrín o macho cabrío y que en realidad es Satanás, el cual te ofrece el poder de convertirte en nahual cuantas veces quieras a cambio de que le consigas almas atormentadas para cumplir una serie de sacrificios o inclusive a otros nahuales que no cumplieron con el pacto establecido en un principio.

Se dice que existen muchos nahuales en estas zonas porque aceptan el trato con el diablo por el simple hecho de proteger a su gente de riesgos o personas desconocidas, inclusive con un solo aullido pueden provocar un paro cardiaco a aquellas personas que tengan alguna enfermedad en el corazón, esto debido al miedo que pueden llegar a provocar.

Versiones más extremistas aseguran que no se trata de ningún hombre, sino que es directamente el demonio que viene a este plano existencial a comerse el ganado e inclusive llega a los pueblitos más alejados para comerse a los niños y bebés recién nacidos, esto por tratarse de seres más puros.

En Karani Art sabemos de lo importante que son estas leyendas de nuestro país, por eso te traemos su historia, junto con nuestros productos que nos recuerdan a aquellos increíbles seres.
playera-nahual-carbon-detalle

Fuente: Chilango y Matador Network

Juguetes populares de nuestro país

Juguetes clásicos de nuestra infancia

De niños pasábamos horas de diversión con ellos, hoy te presentamos aquellos juguetes que nos daban una inmensa felicidad.

Como olvidar aquellas tardes de nuestra infancia en donde regresando del colegio, después de comer y de hacer nuestra tarea salíamos a la calle a jugar con nuestros amigos de la cuadra, cada uno llevaba un juguete con el que podía divertirse por horas y jamás se aburría, en esta ocasión recordamos aquellos juguetes mexicanos que nos brindaron horas de alegría.

También lee: Tradiciones populares mexicanas parte 1: La rosca de reyes y el día de la candelaria

Es imposible no remontarse a aquellas épocas donde nuestra única preocupación era saber con qué juguete ibas a salir hoy, en una época rodeada de aparatos electrónicos en donde los niños ya no salen a las calles a divertirse, es necesario recordar aquellos momentos, también sirve para enseñarles cómo se pasaba el tiempo antes de la tablets o consolas de videojuegos.

El trompo

Sin lugar a dudas, el trompo es uno de los juguetes más icónicos y recordados de nuestra infancia, como olvidar aquellos torneos con nuestros amigos en donde se trazaba un círculo en el suelo que simulaba el campo de batalla, te preparabas con tu mejor lanzamiento y ponías a rodar tu trompo con la esperanza de que ganaras y te fueras con el respeto de todos.

El trompo inició como una pieza de madera que en un extremo tenía una punta de metal sobre la que giraba y en la parte posterior tiene una peonza sobre la cual se enreda un trozo de cuerda, con ella podías hacer girar el trompo, a su vez podrías hacer diferentes acrobacias o trucos con él, uno de los juguetes favoritos de los niños que se ha ido adaptando con el tiempo.

Las muñecas

Hechas de todos los colores y sabores habidos y por haber, las muñecas en nuestro país vienen en distintas presentaciones pero que cumplen el único fin de divertir a las niñas de la casa, si bien es cierto que están relacionadas con el género femenino, los hombres no están excluidos de jugar con estos magníficos juguetes que recrean nuestras situaciones cotidianas.

Hechas de papel maché o de trapo, vestidas de manera normal o con algún traje típico de alguna región del país, pequeñas o gigantes, las muñecas de igual manera eran uno de los juguetes preferidos por los infantes de nuestra sociedad, siempre acompañadas de accesorios como casitas o instrumentos del hogar, las muñecas formaron parte importante de nuestra infancia.

Muñecas tradicionales mexicanas

Foto: Excélsior

El balero

Un juguete único en donde debías demostrar tus habilidades, el balero era un juguete originalmente de madera en donde el objetivo era insertar un palo amarrado de un extremo dentro de uno de los orificios de una bola horada, parece fácil a primera vista, pero la realidad es que necesitas mucha destreza y hasta un poco de suerte para poder lograr acertar.

La pirinola

La pirinola es otro juguete popular con los que solíamos jugar de niños, en este caso de una manera más atrevida donde empezábamos a ver los pequeños riesgos o beneficios de apostar, la pirinola se trataba de un tipo mini trompo que hacías girar con las manos y que en sus bordes tenía grabadas distintas leyendas, dependiendo como cayera era la acción a seguir, por ejemplo, si caía “toman todos” pues todo mundo ganaba.

Los luchadores

Otro de los juguetes preferidos por los niños sin lugar a dudas eran los luchadores, recordados en diferentes presentaciones, los luchadores ejemplificaban a aquellos enmascarados que veíamos en la tele, saltando desde las cuerdas con sus increíbles acrobacias, ya sea que jugáramos con ellos solos o que tuviéramos el ring de pelea, estos juguetes hacían que se nos fuera el tiempo jugando.

Muñequitos de lucha mexicanos

Foto: DeLuchadores

Las marionetas

Hechos de madera, cartón o tela, las marionetas hacían que pasáramos horas jugando con ellas, manipuladas por alguien, las marionetas están hechas de hijos que sujetan distintas extremidades de un muñeco, con ello podíamos hacer que esos muñequitos realizarán diferentes acciones, con esos juguetes dejábamos volar nuestra imaginación.

El yoyo

Si bien es cierto que el yoyo no es originario de México, sino que es traído desde tierras orientales, el yoyo forma parte importante de nuestra cultura, decorado de maneras multicolores, con este juguete podíamos pasar hora haciendo infinidad de trucos, luciéndote con tus amigos y compañía, algunos de los trucos más recordados eran “El perrito” o “El columpio”.

Carritos de madera

Antes de que llegaran los carros de control remoto o los famosos Hot Wheel, los carritos de madera mexicanos eran los favoritos de todo el mundo, los teníamos en diferentes presentaciones, desde los típicos carros de uso común hasta los camiones de transporte o los trailers que venían caracterizados de alguna marca popular.

Las tablitas mexicanas

De todos los juguetes mexicanos habidos y por haber, las tablitas eran las más misteriosas y las más incomprendidas, pasábamos horas tratando de averiguar cómo es que funcionaban, como es que pasaban de un lado a otro sin despegarse, parecía un juguete mágico que por su incomprendida construcción nos daba horas y horas de diversión.

Tablitas mexicanas

Foto: Wiwi

En Karani Art sabemos de la importancia que tuvieron estos juguetes en tu vida, por eso aprovechamos la ocasión para recordarte aquellas bellas épocas.

Fuente: Matador Network

Tradicional rosca de reyes

Tradiciones populares mexicanas parte 1: La rosca de reyes y el día de la candelaria

Ambas celebraciones están conectadas y forman parte muy importante de nuestra cultura, conoce más a fondo acerca de estos festejos.

En nuestro país existen infinidad de celebraciones, algunas de ellas nacionales y otras regionales, pero sin lugar a dudas forman parte muy importante de nuestra cultura, son esas cosas que nos definen como mexicanos y que son muy significativas de nuestra identidad, sin estas celebraciones quizás la identidad del ser mexicano sería totalmente diferente.

Hoy les hablaremos de la rosca de reyes y de cómo está vinculada con el día de la candelaria, primero que nada, hay que hablar del día de los reyes magos, este es un día muy especial, principalmente para los niños ya que la mayoría sale a disfrutar de los juguetes y regalos que obtuvieron en la noche tras mandar su carta a estos personajes.

Recordemos que los reyes magos son unos personajes que iban en camino a belén a llevar presentes al nacimiento de Jesucristo, dado esto cada 6 de enero en nuestro país los niños disfrutan de los regalos que les traen los reyes magos, aunado a esto, se suele comer una rosca de pan decorada de distintas maneras para celebrar dicho acontecimiento.

Rosca de Reyes

Foto: Kiwi Limón

La rosca tiene un significado particular, cada elemento que la adorna tiene un significado, los castrones de azúcar representan los puntos cardinales, el higo y el ate representan tres cosas: las joyas que adornan la corona de los reyes, los elementos superficiales y materiales que debemos atravesar para encontrar a dios y, por último, que algunos de ellos sean secos esto por el camino de José en el desierto.

Por lo general la rosca suele acompañarse de un chocolate caliente o un cafecito, dependiendo de los gustos de cada quién, dentro de la rosca se colocan unos muñequitos en forma del niño Jesús, actualmente los muñequitos son de plástico, pero en la antigüedad se servía la rosca para los reyes y los muñecos eran de oro y funcionaban como un regalo para su majestad.

El partir la rosca y que estuviera la posibilidad de cortan a un niño representa el peligro que corría Jesús al momento de nacer ya que como recordaremos, el rey Herodes ordenó asesinar a todos los niños menores de dos años, esto con la finalidad de evitar su nacimiento, si la persona que corta la rosca le sale un niño significa que debe pagar los tamales el día de la candelaria.

Muñeco en la rosca

Foto: El Imparcial

Pero ¿Por qué deben pagarse tamales en esa fecha?

Esta tradición tiene dos aristas, la primera proviene de las épocas prehispánicas, los antiguos aztecas llevaban a cabo una celebración a principios de febrero en donde le rendían tributo a Tláloc y otros dioses la llegada de las lluvias y el adiós a las épocas invernales, una manera de tributo era preparar platillos hechos a base de maíz y uno de esos platillos eran los tamales.

La segunda arista viene con la conquista española y las nuevas tradiciones que traían con ellos, al momento en el que se bautizó y se hizo el cambio de religión a todos los pobladores de nuestro país, se comenzaron a implementar las distintas tradiciones de la fe católica, para suavizar el impacto se mezclaron con otras tradiciones que se practicaban en la antigua Tenochtitlán.

El festejo del día de la candelaria está relacionado nuevamente con un pasaje bíblico de la vida de Jesucristo, la celebración indica que es el día 2 de febrero de cada año, evoca al momento en el que Jesús fue presentado en el templo de Jerusalén y por la purificación de la virgen María después del parto, tal y como lo dictaminaba el antiguo testamento.

Esta celebración no es única en nuestro país, pero la manera en la que celebramos si lo es, por ejemplo, en otros lugares del mundo se le conoce con otro nombre, por ejemplo: “La presentación del señor”, “La purificación de María”, “La fiesta de la luz” o “La fiesta de las candelas”, todas con el mismo significado que evoca a la religión católica.

Aquí en México, los tamales suelen ir acompañados de un atole, normalmente el “Padrino” que anteriormente encontró al niño en la rosca es el encargado de cubrir todos los gastos tanto de la comida como de la bebida, en la Ciudad de México, la gente se reúne para celebrar a la virgen de la candelaria la cual es venerada en Coyoacán, la visten con prendas muy elegantes y la llenan de flores.

Virgen de la Candelaria

Foto: City Express

Por lo general las calles se llenan de tapetes de aserrín de varios colores, se celebran misas en su honor, aparecen distintos grupos musicales para llevar a cabo la celebración, la gente acostumbra a arrojar cohetes de pólvora al cielo para hacer enorme los festejos, en algunas regiones del país acostumbran a pasear a la virgen de la candelaria por todo el pueblo.

En Karani Art sabemos de lo importante que son nuestras celebraciones, por eso te traemos el porqué de ellas.

Fuente: México Desconocido